El programa económico y de inversión de la Diputación de Granada va a ser reorganizado para adecuarse a las necesidades de los municipios tras la crisis sanitaria. Así se lo ha hecho saber José Entrena, presidente de dicha institución, a los alcaldes y alcaldesas de la provincia.

En una carta dirigida a todos los alcaldes y alcaldesas, Entrena anuncia que cuando se supere la situación actual convocará una reunión “para decidir entre todas y todos, el destino de los recursos económicos de los que disponemos en la Diputación y así podamos dedicarlos a las prioridades que fijen, completando y reforzando las medidas extraordinarias que sin duda tomarán tanto el Gobierno de España como la Junta de Andalucía”.

Afirma también que las prioridades de la Diputación serán las que decidan los propios ayuntamientos. “Y en ello emplearemos todos los recursos que tengamos disponibles, nuestros planes de inversiones y nuestro superávit”, subraya.

No obstante, en la carta a los alcaldes el presidente deja claro que la prioridad de la institución “en este momento debe seguir siendo colaborar con las autoridades sanitarias para   frenar   la   pandemia, reducir   sus   consecuencias   y   atender   las   demandas   de   la población más golpeada por esta crisis sanitaria, económica y social”.

Pero también, señala Entrena, “hay que pensar en el día después, porque esto acabará, y esperemos que sea pronto”. Para el presidente, “es evidente que esta crisis sanitaria va a tener consecuencias estructurales ligada a la economía, al empleo, a las políticas sociales   y   a   la   vida   cotidiana   de   miles   de   familias; por   ello, como   responsables institucionales, es   importante   que   planifiquemos   cómo   vamos   a   invertir   nuestros recursos”.

Por último, aprovecha para agradecer y reconocer en nombre del Gobierno provincial “el magnífico trabajo” que están desarrollando. “Os animo a seguir trabajando por vuestros pueblos y por vuestra gente”.