policia-nacional-granada

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de origen marroquí, de 19 y 21 años respectivamente, ambos con antecedentes policiales y en situación de estancia irregular en nuestro país. Ambos son presuntos autores de dos atracos distintos utilizando, en uno de ellos, un cuchillo de grandes dimensiones para asaltar a una pareja de jóvenes, y una conducta violenta en el segundo. Su víctima fue agredida mientras se encontraba sentado en una terraza. Ambos detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

El primero de los detenidos fue localizado y detenido en la conocida Placeta de Los Carvajales del Albaicín, en un dispositivo policial en el que participó tanto personal uniformado como de paisano. Este presunto autor es un marroquí de 19 años que la investigación policial consiguió identificar a partir de los datos aportados por las víctimas en su denuncia.

En dicho documento los asaltados, una pareja de jóvenes, relataron cómo este individuo, el cual no conocían de nada, les abordó cuando se encontraban sentados junto a la biblioteca pública del Paseo del Salón. Tras obligarles a permanecer en silencio les anunció que portaba un cuchillo para seguidamente apropiarse de las gafas de la joven y del teléfono móvil de su acompañante.

Este último hizo frente al atracador, aunque tuvo que desistir en su conducta tras comprobar que el saltante esgrimía realmente un gran cuchillo de cocina. Las dos víctimas permanecieron inmóviles viendo como su agresor se alejaba andando mientras les recordaba que tenía un cuchillo.

Robo de teléfono móvil

En el segundo atraco, varios amigos se encontraban sentados en una terraza de la Calle Elvira durante la noche cuando fueron distraídos por un grupo de cinco personas que estaban ejecutando un baile con tal fin. En un momento dado, una de estas personas se apropió de forma disimulada de uno de los teléfonos móviles de los allí reunidos. Otro de los allí presentes se percató de la maniobra y vio claramente cómo el aparato era escondido en el interior de uno de los bolsillos de los danzantes.

Seguidamente, advirtió a su amigo de este hecho, haciendo una llamada y comprobando que sonaba en el interior de la ropa de uno de los individuos que se les habían acercado. Acto seguido, se le solicitó a dicha persona que devolviese el móvil, siendo la respuesta del presunto ladrón la de hacer ademán de sacarse algo del bolsillo trasero del pantalón.

Ante la posibilidad de que se tratase de un arma blanca, comenzó un forcejeo en el que el amigo del propietario del móvil fue agredido recibiendo un golpe en la sien por parte del que se había apropiado del móvil, cayendo derribado al suelo donde nuevamente recibió un golpe. Los asaltantes huyeron del lugar mientras que el herido hubo de ser asistido en el servicio de urgencias hospitalarias.

La investigación policial finalmente consiguió identificar, localizar y detener al presunto agresor y ladrón de móvil. Los presuntos autores de estos hechos ya han sido puestos a disposición de la autoridad policial.