Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos jóvenes, de 19 y 20 años de origen marroquí y con numerosos antecedentes policiales, como presuntos autores de dos delitos de robo en domicilio y otro en una tienda de alimentación, los tres en el mismo día. En todos los casos, además de robar,  los presuntos autores se enfrentaron o amenazaron a las víctimas.

Asalto a una tienda de alimentación

El primero de los objetivos seleccionados por los detenidos fue una tienda de alimentación de la zona centro donde habrían procedido a hurtar género de su interior. El propietario del local intentó evitar el robo, siendo en este momento cuando uno de los detenidos habría hecho ademán de sacarse un cuchillo de la espalda provocando que la víctima le cogiera por los brazos y diera comienzo a un forcejeo entre ambos que acabó con la huída de los asaltantes.

Sorprendido mientras robaba en el dormitorio

Sobre las cinco de la tarde del mismo día una adolescente subió a su dormitorio, en una planta superior de un  domicilio de la zona norte,  y allí se encontró a un joven de aspecto marroquí que se encontraba registrando la habitación. Al verse sorprendido decidió huir saltando por la ventana, portando una bolsa con efectos personales sustraídos en la habitación  y entre los que había ropa, varias joyas de plata y un reloj. De la investigación se desprende que este mismo individuo se encontraba en compañía de otro de similar aspecto en las inmediaciones del domicilio asaltado momentos antes y donde habrían estado sentados en el escalón de una vivienda próxima consumiendo refrescos y frutos secos.

Los ladrones lanzaron botellas de vidrio y amenazaron a los moradores

Un segundo domicilio, ubicado esta vez en un bajo de la misma zona de la capital,  fue asaltado durante la tarde presuntamente por los mismos individuos protagonistas de los hechos anteriores. En esta ocasión, los moradores, un padre y un hijo se encontraban en la cocina de su domicilio cuando escucharon ruidos extraños que provenían del salón de la vivienda. Tras entrar en la habitación pudieron comprobar cómo dos jóvenes se encontraban forzando las ventanas para acceder al interior de la vivienda. Las víctimas salieron a la calle para averiguar quiénes estaban intentando robar en su casa, encontrándose con dos jóvenes de aspecto marroquí que les amenazaron de muerte y les lanzaron varias botellas de vidrio, siendo en este momento cuando llegó la patrulla de policía y detuvo a los dos presuntos autores. Ambos detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial que ha ordenado su ingreso en prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *