La Consejería de Educación y Deporte ha distribuido desde el inicio de curso escolar un total de 70.698 ordenadores a los centros docentes públicos andaluces. Así lo ha asegurado Javier Imbroda en el Parlamento. De esta manera, se alcanzará los 98.620 portátiles, lo que ha supuesto una inversión de 45 millones de euros por parte “exclusivamente del Gobierno Andaluz”.

Se trata de un material que está a disposición de los docentes que lo necesite. También del alumnado que pueda necesitar este equipamiento para su formación y que se encuentre en riesgo de exclusión digital. Imbroda ha asegurado que con esta dotación de dispositivos tecnológicos a los centros se pretende contribuir a la paliar la brecha digital en el sistema educativo andaluz.

El consejero ha destacado que “hasta la fecha no ha llegado ningún ordenador” de los previstos por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Aunque Imbroda afirma que podrían llegar en junio y terminarían de repartirse en septiembre. “Esto significa que ninguno estará disponible en el curso actual“, ha subrayado.