El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, destacó el pasado miércoles la inversión de 190 millones a infraestructuras docentes. Una inversión sin precedentes desde 2010. Este incremento del presupuesto permitirá adelantar 676 actuaciones pendientes desde 2017 por un 66 millones de euros, que se unen a las 874 ya finalizadas en el periodo 2019-20.

Javier Imbroda ha informado en el Parlamento del Plan de Infraestructuras Educativas 2021. En la que se incluyen 593 obras de creación, ampliación o mejora de centros educativos públicos de Andalucía. Unas 300 más que en el plan de 2020, con un presupuesto programado de 285,2 millones de euros.

Inversión en bioclimatización y energías renovables

El consejero ha destacado que este plan incluye “la mayor apuesta de la historia por la bioclimatización y las energías renovables“. Con 400 actuaciones de instalación de sistemas de refrigeración adiabática y placas solares fotovoltaicas en centros públicos andaluces por valor de 140 millones de euros, de los cuales 28 se ejecutaran este año.

Según Imbroda, se trata de un programa que da continuidad a los proyectos piloto de adiabática y fotovoltaica iniciados en 2020. Con la novedad de que en 2021 ambas actuaciones se ejecutarán de forma simultánea en los centros. De manera que se cubrirán tanto las necesidades de mejora de la climatización de los centros como las de ahorro y la eficiencia energética de los mismos.

La refrigeración adiabática es un sistema de climatización alternativo al aire acondicionado convencional que funciona bajando la temperatura del aire interior mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico, las menores emisiones de CO2 y el menor coste de inversión inicial y de funcionamiento. Además, funciona con las ventanas abiertas, en línea con lo recomendado en la actual situación de Covid-19. Incluso utiliza siempre aire fresco, sin recirculación, mejorando así la calidad del aire interior.