El Juzgado de lo Penal 1 de Granada, después de que la Audiencia de Granada se declarara incompetente, ha fijado para el próximo 21 de octubre el juicio por el ‘caso Nazarí’.

En el banquillo de los acusados se sentarán Torres Hurtado, Isabel Nieto y un antiguo funcionario del área de Urbanismo por presuntos delitos de tráfico de influencias y prevaricación común y urbanística.

El PSOE ha solicitado doce años de inhabilitación especial para el empleo o cargo público para Torres Hurtado e Isabel Nieto por un supuesto delito de prevaricación común. Lo hace al entender que los dos participaron como promotores en la construcción de este edificio a tenor de lo dispuesto en el PGOU y en el Plan Especial Centro.

La acusación popular, ejercida por el empresario Ramón Arenas, ha pedido penas de cuatro años y medio de prisión para Torres Hurtado e Isabel Nieto. También ha formulado acusación contra el trabajador, además de pedir la nulidad de la licencia de primera ocupación del edificio y del expediente seguido para su obtención.