El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha celebrado “la vuelta a la normalidad tan necesaria para nuestros hijos e hijas” y ha agradecido  “el esfuerzo de todos los miembros de  la comunidad educativa que, sobre todo el año pasado, sacaron adelante con garantías un difícil curso escolar, demostrando que la educación presencial es segura gracias a su trabajo”.

El regidor, que ha asistido esta mañana al inicio del curso escolar en el CEIP Sancho Panza, ha incidido “el ejemplo de rigor y seriedad” que han ofrecido tanto los educadores como “los propios niños y niñas, que han sido también ejemplo de cumplimiento de la normativa. Con esta actitud”, ha dicho,  “estoy seguro de que vamos a vivir un año escolar apasionante y que juntos vamos a solventar cualquier dificultad que se nos pueda presentar”.

Tras recordar que “son 42 centros educativos los que arrancan hoy y lo hace con plenas garantías de seguridad”, Cuenca ha puesto de manifiesto el esfuerzo del Ayuntamiento, cuyos técnicos han trabajado durante todo el verano para garantizar las mejores condiciones de regreso a las aulas, “gracias a una importante labor de acondicionamiento, limpieza y desinfección de los colegios de la ciudad, incluidos los pertenecientes a la Fundación Educa. Que a nadie le quepa duda de que los entornos escolares son confortables, seguros y cumplen con toda la normativa para evitar la propagación de esta pandemia”, ha aseverado.

Así, el Ayuntamiento desarrollado un ambicioso plan de mantenimiento y conservación que, con una inversión de 240.000 euros, ha permitido intervenir en más de un tercio de los colegios de la ciudad para la modernización de sus equipamientos educativos, desde la renovación de las luminarias para una mejor iluminación de las aulas y un ahorro en el consumo energético en Santa Juliana  (Chana) y Arrayanes (Norte), a la mejora de la accesibilidad con intervenciones en los ascensores, también en Santa Juliana, o la puesta a punto del sistema de calefacción en San Juan de Dios y Los Cármenes.

Foto: Photographers Media

Por último, Cuenca ha recordado que el Ayuntamiento ha propuesto “una amplia oferta de programas educativos para completar el trabajo que se desarrolla en el aula, permitiendo que los niños y niñas tengan un mayor conocimiento del patrimonio natural, cultural y social de la ciudad de Granada. Nuestro deber es formar a los ciudadanos del futuro y dotarles de todas las herramientas posibles para que sean respetuosos con los otros y respetuosos con su propia ciudad”, ha dicho.

Tras agradecer también “la confianza y la paciencia de los padres y madres”, el regidor ha concluido, “como padre, como maestro  y como alcalde”,  con el deseo de “un feliz curso lleno de experiencias positivas y emocionantes y repleto de  aprendizaje con mayúsculas”.