bomberos-atarfe

El fuerte terremoto que se ha producido al mediodía de este sábado 23 de enero en la localidad de Santa Fe se ha dejado sentir en numerosas poblaciones vecinas del área metropolitana. Entre ellas, Atarfe, donde se han producido numerosos daños materiales y un herido, como ha reconocido Pedro Martínez, alcalde de localidad.

«Parecía una mañana muy apacible de sábado, pero se ha convertido en una mañana muy complicada con este terremoto. Aunque hemos notado varios estos días, ha sido el primer terremoto con el que hemos lamentado daños materiales en edificios y daños en una persona. La gente tiene miedo», explica Martínez.

Al parecer, fragmentos de una chimenea se han desprendido a causa del temblor, impactando en la cabeza de un vecino. El incidente le ha provocado una hemorragia al varón, motivo por el que ha sido trasladado hasta el hospital de Traumatología. Afortunadamente, «no reviste gravedad. Todo ha quedado en lesiones leves», aclara el primer edil atarfeño.

Efectivos de Protección Civil y la Policía Local, así como dos retenes de Bomberos, se encuentran en el municipio para evaluar los daños y eliminar posibles peligros de desprendimiento ante un nuevo seísmo. Por ejemplo, se ha derribado por completo la chimenea que ha causado el accidente.

Tranquilidad y permanecer en el hogar

El alcalde ha reconocido contactos con la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López, el presidente de la Diputación, José Entrena, y el delegado de la Junta en Granada, Pablo García. Por el contrario, no ha podido establecer comunicación con el alcalde de Santa Fe. «Imagino que estará muy ocupado con esta situación», ha aseverado Martínez.

Por último, el alcalde de Atarfe ha pedido a sus vecinos «mantener la calma y permanecer en sus hogares», además de «confianza» en la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Por supuesto, el primer edil se ha puesto a disposición de los atarfeños para «ayudar en todo lo que sea necesario».