Luis Salvador, alcalde de Granada, se ha reunido con un total de 31 alcaldes de las ciudades más importantes del país y contrarios al decreto de remanentes acordado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en la mañana de hoy, martes 1 de septiembre. En dicha reunión, ha defendido la necesidad de exigir “con carácter de urgencia” al Gobierno central una vía de financiación “clara y directa” para que los ayuntamientos, sin influir su situación financiera ni su color político, puedan afrontar las necesidades de los ciudadanos en una situación como en la que nos encontramos.

Durante su intervención, el máximo responsable granadino ha dejado claro que dicha vía de financiación debe sustentarse en el acuerdo inicial acordado el 2 de abril por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en la FEMP, consistente “en una inyección directa de 7.500 millones de euros para el municipalismo y que no esté ligada al ahorro ni a los remanentes de cada Consistorio, además de la firme voluntad para que todos los municipios participemos sí o sí en el reparto de los fondos europeos y en igualdad de condiciones que las Comunidades autónomas”.

En este sentido, según ha explicado Salvador, los alcaldes reunidos han acordado abrir una nueva vía de negociación con el Gobierno central en la que se establezca como punto de partida el acuerdo alcanzado el 2 de abril, “con especial atención al fondo incondicionado de 5.000 millones y al de 272 y hasta 400 millones de euros en 2020 destinado específicamente al transporte público”. Se trata, según han manifestado, de “unas ayudas imprescindibles” para que los municipios “podamos seguir prestando los servicios públicos y ayudando a quienes más lo necesitan durante la actual crisis económica”.

Asimismo, se plantea la elaboración de un decreto exprés que recoja aquellas medidas que sí cuentan con un amplio respaldo político: un fondo estatal incondicionado de 5.000 millones para todos los ayuntamientos y otro específico para la financiación del transporte municipal; la ampliación del plazo de las inversiones financieras sostenibles y la eliminación de la regla de gasto, el concepto de déficit y de estabilidad, al menos para 2020 y 2021. Al mismo tiempo, ha planteado, será necesario “renegociar” las medidas que cuentan con el rechazo una amplísima mayoría para alcanzar un acuerdo satisfactorio, justo y que preserve la autonomía municipal y el principio de igualdad.  

El alcalde de Granada, a su vez, ha recordado que el acuerdo final alcanzado entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP, fue aprobado con el voto de calidad del presidente de la FEMP y el Partido Socialista, por lo que, tal y como ha indicado, “podemos decir que es una financiación legal, pero inmoral, en la medida en que prima solamente a los ayuntamientos que estarían dando, aunque diga que sería de forma voluntaria, los ahorros de sus ciudades, en detrimento de los que no lo hagan, o sencillamente no tengan dichos remanentes”, ha explicado.

En el encuentro telemático han participado, además de los alcaldes de Alicante, Almería, Badajoz, Badalona, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Girona, Granada, Lleida, Madrid, Málaga, Marbella, Murcia, Orense, Oviedo, Palencia, Pamplona, Pontevedra, Pozuelo de Alarcón, Reus, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Telde, Terrasa, Teruel, Torrelavega, Valencia y Zaragoza.

La reunión supone una continuidad al encuentro de alcaldes del pasado 7 de agosto del que surgió una declaración conjunta suscrita por los regidores de Cádiz, Granada, Lleida, Madrid, Murcia, Pontevedra, Reus, Santa Cruz de Tenerife, Valencia y Zaragoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *