paco-cuenca-alberto-garzon-cortes-de-luz-zona-norte

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha recibido esta mañana en el Ayuntamiento y en visita oficial al Ministro de Consumo, Alberto Garzón. Ambos han mantenido una reunión en la que han abordado el problema de los cortes de luz que padecen varias zonas de Granada. Sobre todo, obviamente, la Zona Norte.

Diez años de cortes injustificados

Cuenca ha explicado al ministro que la ciudad lleva más de diez años sufriendo esta situación. Ha añadido, además, que “hemos denunciado hasta en el Parlamento Europeo, dada la falta de respuesta y soluciones contundentes por parte de la Junta de Andalucía y de ENDESA”.

Cuenca ha vuelto a reiterar a Garzón que a nivel nacional traslade a Endesa “la necesidad de tener una mayor empatía con las personas afectadas. Especialmente con los usuarios electrodependientes y con las personas consumidoras vulnerables”. Una de las causas de mayor preocupación para el Alcalde es la atención telefónica que los afectados por estos cortes reciben de las centralitas. Cuenca ha demandado al ministro para esto acciones concretas y contundentes.

Además, el primer edil ha compartido con Garzón, la necesidad de “una moratoria del bono social eléctrico. Esto para que, como mínimo, se mantenga en los descuentos del 60% y el 70%, respectivamente, al menos hasta marzo de 2023”. Así, el Alcalde ha solicitado al Ministro de Consumo que el problema de los cortes de luz “se convierta en asunto de​ Estado. Eso llevaría a abordarlo en el Congreso de los Diputados para que quien cumpla con sus obligaciones no vea mermado un derecho fundamental injustamente”.

Cuenca pide sanciones ante los cortes de luz

El regidor ha solicitado al ministro que inste a la Junta a que “sancione a la empresa Endesa cuando esta no cumpla con los contratos”. Cuenca ha explicado a Garzón que, tanto en el Gobierno como en la oposición, su grupo ha intentado “de todo. Incluso abrir la vía judicial contra ENDESA, pero las denuncias interpuestas en Fiscalía junto a grupos vecinales no fueron admitidas”.

Para Cuenca, “estamos ante una situación desesperante, que necesita una solución urgente e inmediata. También un plan de actuación concreto por parte de las administraciones competentes y de la empresa suministradora del servicio eléctrico. Esto permitiría acabar con la lacra de los cortes de luz que desde hace diez años sufre el distrito Norte de la ciudad”.