Veinte años han pasado desde que un 9 de octubre del año 2000 la banda terrorista ETA asesinara a Luis Portero, primer fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Portero tenía 59 años cuando un disparo atravesó su nuca. Tres terroristas habían accedido a su edificio en la calle Rector Marín Ocete fingiendo que realizaban una colecta benéfica contra el cáncer.

Sobre las 14:20 horas de aquel 9 de octubre, Portero llegó al lugar del asesinato en un vehículo. Cuando se apeó del mismo, antes de entrar al inmueble, los terroristas llevaron a cabo su ‘ekintza’. El fiscal fue trasladado al hospital traumatológico de la capital, pero no se pudo hacer nada.

Los médicos extrajeron los órganos vitales de Portero para futuros trasplantes. El asesinato del fiscal causó un gran revuelo en Granada, así como en toda la comunidad jurídica andaluza.

Jon Igor Solana Matarranz y Harriet Iragi Gurrutxaga fueron los dos pistoleros que acabaron con la vida de Portero. Algunas horas después, un coche bomba implosionó en la calle Jaime García Royo, muy próxima a la vivienda del fiscal. Solamente causó daños materiales. Los terroristas continúan cumpliendo una condena de 54 años de cárcel por ello.

Eternamente recordado

En un sentido homenaje en la ciudad de la Alhambra, la viuda de Luis Portero, Rosario de la Torre, ha dado las gracias en nombre de su familia, tanto al Ayuntamiento como al conjunto de la ciudad de Granada, y ha tenido un emotivo recuerdo del que fuera primer fiscal jefe del TSJA. “Su memoria pervive y su legado continúa inspirando a todos los que tuvimos la suerte de conocerle y de quererle”, ha dicho.

“Era una persona muy querida en todos los ambientes. Un hombre tranquilo, pausado, muy metódico y cordial en el trato y muy afable en las relaciones”, ha recordado. “Un hombre de una profunda formación jurídica que se ganó el prestigio como profesional y como persona. Se distinguió por ser un fiscal liberal muy combativo, inflexible contra la corrupción y defensor de la independencia de la justicia por encima de todas las cosas”.

La también presidenta de la Fundación Luis Portero ha concluido reclamando “la dignidad de quienes hemos sufrido el zarpazo del terrorismo, lo que exige”, según ha añadido, “que el adecuado final de la lacra terrorista se escriba con verdad, con memoria, con dignidad y con justicia”.

Sebastián Pérez, presidente de la Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento, ha entregado un obsequio conmemorativo a la viuda de Portero y ha expresado unas palabras. “Granada es consciente de que tiene que defender la memoria y la figura de Luis Portero porque con ello estamos defendiendo la paz, la libertad, la justicia y el estado de derecho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *