plan-reno-navidad-policia

El Ayuntamiento de Granada activará el próximo día 3 de diciembre y hasta el 8 de enero el Plan de Seguridad de Navidad. Conocido como Plan Reno, contará con casi 5.500 agentes de la Policía Local que prestarán servicios ordinarios y extraordinarios.

Esto será durante todo el periodo navideño, por lo que “el equipo de gobierno municipal ha hecho un esfuerzo ímprobo, tanto en recursos materiales y humanos, para garantizar que las granadinas y granadinos tengan la seguridad de disfrutar en libertad de las fiestas navideñas, de tal manera que consigamos que estas Navidades sean las de la recuperación económica y comercial de nuestra ciudad”, aseguraba el alcalde granadino.

El nuevo Plan Reno se presentó este lunes, día 29 de noviembre, en la Junta de Seguridad Local. Ésta se ha celebrado en presencia de Francisco Cuenca, y la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Chamorro. La mencionada junta tuvo lugar en el salón de Plenos del Ayuntamiento de la ciudad.

Previamente, la concejala de Protección Ciudadana y Movilidad en el Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, ha destacado que se trata de un plan que ha supuesto “un esfuerzo de medios muy importante”. Se contempla la participación de un mínimo de 5.478 agentes, que se verán reforzados en eventos extraordinarios, como la cabalgata de Reyes Magos, porque “estas tienen que ser las Navidades de la recuperación social, pero también económica de nuestra ciudad».

El Plan Reno consta de tres áreas “diferenciadas pero complementarias”, ha indicado José Antonio Moreno, jefe y superintendente de la Policía Local, como son las correspondientes a seguridad vial, en la que se contará con 178 agentes. También a la seguridad administrativa, con policías a pie en contacto permanente con comerciantes y representantes de las asociaciones, y seguridad ciudadana, dirigida al control de la actividad correspondiente al ocio nocturno.

Especial hincapié ha prestado al esfuerzo realizado en relación a la seguridad ciudadana en las actividades de ocio, para lo que esta Navidad los agentes locales patrullarán a pie para garantizar que se cumpla con la “máxima rigidez posible” el control de la seguridad y aforos de los establecimientos; de la prohibición de venta de alcohol a menores y fuera del horario y, sobre todo, el cumplimiento de las normas epidemiológicas de la Covid-19.