colegios-granada

El Ayuntamiento de Granada se anticipa este año a la llegada del frío con la puesta a punto de las calefacciones y calderas de todos los colegios públicos cuyo mantenimiento depende de la ciudad que este año, gracias a la automatización de la “práctica totalidad de las mismas”, incorpora como novedad “un funcionamiento más intensivo y flexible, que garantizará “una mejor confortabilidad térmica, a sabiendas que la ventilación en las aulas es una medida prioritaria de acuerdo con el protocolo Covid”. 

Así lo ha manifestado hoy el concejal de Mantenimiento, Medio Ambiente y Educación en el Ayuntamiento de Granada, Jacobo Calvo, que, en visita al Colegio de Educación de Educación Infantil y Primaria Vicente Aleixandre, ha trasladado que “el afán de anticiparnos a la bajada de los termómetros, no es otro que el de garantizar la máxima comodidad térmica a la comunidad educativa de nuestra ciudad y asegurar la funcionalidad de la climatización”.

En este sentido, ha prestado especial atención a las medias adoptadas por el Ayuntamiento de Granada para abordar la “eficiencia energética” en la red de calderas y calefacciones de los centros educativos que ha permitido la regularización de las diferentes tipologías de calefacciones, “sino que también se ha ido buscando esa eficiencia energética a través de la digitalización y la automatización de la inmensa mayoría de los centros educativos de la ciudad”.

“Este logro va a significar” -ha continuado explicando- “que se va a poder controlar desde la temperatura del agua de las calderas, regularizándola en función al frío que haga en el exterior y, por lo tanto, podremos garantizar una mayor comodidad térmica en función a la temperatura que haga”, ha dicho, para a continuación añadir que “también podemos ajustarlas en función a los horarios lectivos”.

Se trata de un sistema, gestionado y accionado a través de internet, que “nos reporta importante ahorro energético, pero, sobre todo, al facilitar una mayor flexibilidad de adaptación a las temperaturas existentes, redunda en una correcta funcionalidad, seguridad y bienestar del alumnado y el profesorado”, ha especificado.

Según ha informado, 36 de los 38 centros educativos sobre los que el Ayuntamiento de Granada tiene la gestión de mantenimiento “hemos conseguido esa automatización”, a la vez que ha anunciado que “este año vamos a seguir trabajando y avanzando” para mejorar, gracias a la digitalización, los canales de información con los equipos directivos de los colegios “porque todo esto será beneficioso desde el punto de vista de la funcionalidad y del confort térmico”.

Tras informar que el plan de revisión y actualización de las calefacciones y calderas de los colegios comenzó el pasado 13 de septiembre, con tareas, entre otras, como la adecuación de la instalación de ventilación en sala de calderas y entrada de aire en depósitos, sustitución de llaves de paso y de tramos de tuberías oxidadas o corroídos o el ajuste de termostatos e interruptores horarios, el edil ha recordado que el Ayuntamiento de Granada destina todos los años más de dos millones euros a la conservación y mantenimiento de los colegios, de los que “más de 700.000 euros se destinan a suministros”.

El presupuesto municipal dedica a la mejora y puesta a punto de los colegios dedica 1.197.156 euros, de los que 770.000 euros se consignan a labores de mantenimiento de obra civil y el resto, 483.948 al mantenimiento de las instalaciones propiamente dichas.

Jacobo Calvo ha aprovechado su intervención para recordar que “la ciudad sigue asumiendo otra serie de gastos que no corresponden al Ayuntamiento” -ha dicho en relación a las actuaciones en materia de limpieza y desinfección- por lo que “ha instado al grupo municipal del PP debería reivindicar a la Junta de Andalucía que asuma el coste de esas labores, tal y como le corresponde, porque todo eso repercutirá en mejoras reales en los 38 colegios que dependen del Ayuntamiento”, ha manifestado.