Jacobo-Calvo

El Ayuntamiento de Granada someterá mañana viernes a aprobación en Junta de Gobierno Local el Plan de Acción Local Integrado para el fomento de la Economía Circular en el sector de la Construcción en el periodo 2022-2030 en Granada que, enmarcado dentro del Proyecto Europeo URBACT-URGE, se convierte en uno de los “proyectos más transformadores del futuro de la ciudad dado que permitirá la reutilización de los residuos generados en distintos ámbitos de la economía y, por lo tanto, el cumplimiento con los objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030”.

El portavoz del equipo de gobierno y concejal de Medio Ambiente, Jacobo Calvo, ha recordado que el nuevo plan nace en el marco del proyecto europeo URBACT-URGE, en el que Granada participa como única ciudad española, junto con otras ocho ciudades europeas. Desde el proyecto se aborda la implantación de la economía circular en el sector de la construcción, con el objetivo de que “consigamos reducir los residuos al mínimo, desde el ámbito de competencia de nuestro Ayuntamiento”.

Se trata, según Calvo, de un plan en el que se establecen actuaciones y la aplicación de medidas dirigidas a la reutilización del material vinculado al sector de la construcción, entre las que ha avanzado, la bonificación del ICIO a los promotores que justifiquen haber empleado material reciclado, y del IBI en casos de mejora de la eficiencia energética en los inmuebles.

El Plan Local Integrado que se aprobará, con un horizonte cumplimiento de 2022 a 2030, se ha desarrollado gracias a fondos FEDER destinados al fomento del Pacto Europeo Verde (Green Deal), y es fruto de la colaboración local de todos los agentes implicados en el sector, de ahí su carácter de «integrado». Se ha generado el necesario diálogo entre promotores, colegios profesionales, instituciones públicas y universidad, con el único fin de abordar el tema de la manera más completa posible.

El Plan es eminentemente práctico y realista, y ha sido objeto de valoración previa y enriquecimiento por parte de los expertos europeos brindados por el Proyecto URGE, así como por el resto de grupos locales de las ciudades de Utrecht (Países Bajos), Copenhague (Dinamarca), Munich (Alemania), Riga (Letonia), Maribor (Eslovenia), Kavala (Grecia), Prato (Italia) y Comunidad de Oestes (Portugal).

La aplicación de criterios de Economía Circular en la construcción tiene como objetivo principal “devolver al ciclo productivo todos los materiales procedentes de demoliciones y desmontajes, de modo que con el procesado adecuado puedan volver a emplearse en obra, como áridos, carpinterías, nuevos materiales de aislamiento o impermeabilización o revestimientos”, ha explicado Benito.

Los dos retos principales en Granada son la sensibilización y concienciación en el sector, “ante la falta actual de caldo de cultivo en este sentido”, y el fomento del papel del Ayuntamiento como modelo a través de sus obras propias.