Jacobo-Calvo

El Ayuntamiento de Granada da los primeros pasos para la implantación de la economía circular en el sector de la construcción. Lo hace con la celebración, el pasado 29 de abril, de una jornada local en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos de Granada. La reunión se enmarca dentro de proyecto europeo URBACT-URGE “Circular Building Cities” (Fondos FEDER). Desde el mismo, junto a otras ocho ciudades, el Ayuntamiento trabaja en un plan de acción para implantar la economía circular en el sector constructivo.  

En el encuentro con los principales agentes implicados en la construcción, tomó la palabra el concejal de Medio Ambiente, Jacobo Calvo. El mismo puso el acento en la importancia de aplicar el concepto de economía circular en la construcción. Su objetivo fundamental pasa por “la minimización de residuos y la máxima reutilización de los materiales en obra, en el segundo sector económico con mayor generación de residuos”.

Así, según los datos aportados, la construcción genera más de 700 kg. de residuos por habitante y año. Al mismo tiempo, nuestro país es el primero en consumo de material extractivo en nuestro país. “Por tanto, es un sector estratégico en las políticas circulares sobre las que el Ayuntamiento de Granada centra sus esfuerzos en la actualidad”, ha dicho Calvo.

Para el edil, “este tipo de reuniones son fundamentales para sentar las bases de una estrategia local de Economía Circular. La implicación del sector productivo local es un eje imprescindible para la transición ecológica. También lo serán la incorporación de estos mismos valores a las políticas públicas y la participación directa de la ciudadanía”.

Ocho ciudades europeas para la economía circular en la construcción

Granada, tal y como ha recordado Jacobo Calvo, participa junto a ocho ciudades europeas. Estas son Utrecht, Múnich, Copenhague, Kavala, Riga, la Comunidad Intermunicipal del Oeste (Portugal), Prato y Maribor. Todas ellas forman la red europea Urge desde la que trabaja en la implantación de los principios de la economía circular en la construcción. 

El Proyecto URGE se fundamenta en un Grupo Local formado por los agentes claves del sector. Como fruto de ese carácter transversal, surge la jornada celebrada. En este encuentro pionero a nivel local se ofrecieron trece enfoques complementarios desde la investigación, la empresa, los profesionales y las instituciones. Se abarcó la construcción circular en sus distintas fases y escalas: desarrollo de nuevos materiales, ecodiseño, obras en edificios patrimoniales, reutilización de residuos como materias primas secundarias y proyectos europeos de fomento al sector. En un zoom progresivo se pasó de la fabricación sostenible de losas hidráulica (La Mar de Lejos) hasta la ejecución de carreteras con firmes reciclados (Proyecto Masai y Construcciones Pérez Jiménez) o la gestión integral de huertos urbanos (Urban Green Club).

Profesionales como Torreón Arquitectura, Bonsai Arquitectos o Enrique Mirasol expusieron su compromiso profesional con la construcción sostenible. También empresas como Dávila Fortress mostraron su preferencia por el valor añadido que aporta el material reciclado en edificios históricos. La gestión de residuos estuvo representada por las empresas Áridos El Soto y Eider. Por su parte, la gestión y el apoyo institucional se puso de manifiesto en las aportaciones de la UGR, la Diputación de Granada y el Ayuntamiento de Granada, con sus Proyectos Life Wood for Future, Color Circle y Pocytif, respectivamente.