El equipo de gobierno de la capital ha vuelto a pedir responsabilidad y tranquilidad a todos los actores del ámbito académico de cara al comienzo del nuevo curso 2020/2021. Además, el área de Educación y Salud centra las medidas higiénico – sanitarias como el principal baluarte del correcto desarrollo del curso, así como otras medidas que se han anunciado.

El Ayuntamiento ha querido hacer, por tanto, un llamamiento para tranquilizar a las familias y al personal educativo antes de iniciar la vuelta de los alumnos a las aulas granadinas. El concejal de Educación y Sanidad, Carlos Ruiz Cosano, ha explicado el protocolo que se llevará a cabo en los centros educativos para garantizar la seguridad.

Por un lado, los padres deberán tomar la temperatura a sus hijos antes de llevarlos a clase. En caso de la existencia de fiebre, los niños tendrán que quedarse en casa como método de prevención. En caso negativo, los niños podrán ir al centro, donde se le realizará otro test de temperatura previo antes de entrar al aula.

También se obligará al lavado de manos antes de acceder al interior del centro y se instalarán alfombras antisépticas para limpiar la suela de los zapatos. Cosano considera que este procedimiento se podrá realizar entre “15 y 20 minutos” para afectar lo meoso posible a la primera lección de la jornada.

Además, el edil ha asegurado que “cumplimos las ratios de alumno por aula, se han estudiado los accesos en las escuelas infantiles para que haya el mínimo contacto posible, se instalarán lugares para depositar mascarillas…”. De esta manera, Cosano ha afirmado que los alumnos no van a compartir material escolar. También “se retirarán elementos propicios de contagio de COVID19”.

Refuerzo en la desinfección y limpieza

La concejal de Medio Ambiente, Pepa rubia, ha desvelado cuál va a ser el protocolo de limpieza de las aulas y otras dependencias de los centros educativos a lo largo del nuevo curso.

Rubia ha asegurado que el personal de limpieza lleva desde el pasado 20 de agosto realizando labores de desinfección en las instalaciones educativas. El personal ya había llevado a cabo estas acciones tras el fin del pasado curso y hasta el 10 de julio, momento en el que los equipos directivos de los centros tomaron vacaciones.

Ahora, durante los días lectivos, los equipos de limpieza reforzarán el servicio para garantizar que no queden rastros posibles del virus en ninguna dependencia del centro. Para ello, se realizará una primera pasada de limpieza convencional con fregona. Acto seguido, se llevará a cabo una segunda acción, ya desinfectante.

El personal de limpieza utilizará productos específicos de desinfección para eliminar cualquier resto vírico de las dependencias del centro, así como su mobiliario.

La escuela de verano del Padre Manjón, ejemplo a seguir

El viernes pasado el Gobierno local clausuró los cursos de la escuela de verano Padre Manjón y Cosano ha alardeado del buen hacer tanto de los niños como del personal educativo en materia de seguridad e higiene. “Ha habido cero incidencias relacionadas con la pandemia. Los 200 niños de la escuela han cumplido las normas que marcó la Consejería de Salud”.

Así, el concejal ha pedido “tranquilidad. Los niños son muy listos y los profesores están en esa labor sanitaria y de seguridad. Como Ayuntamiento, tenemos la obligación y el placer de apoyarlos permanentemente. Son simplemente cuatro o cinco medidas muy sencillas las que hay que respetar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *