Jacobo-Calvo

El patio del Ayuntamiento de Granada se abre un año más al talento de los alumnos de la Escuela de Arte de Granada y a la labor permanente desarrollada desde el área de Medio Ambiente y desde Inagra para lanzar a toda la ciudadanía un mensaje sobre el necesario compromiso que debemos mantener con la sostenibilidad y con el cuidado responsable del medio ambiente.

En su quinta edición, la exposición ‘Re-Crea’ reúne un total de 80 obras realizadas con materiales reciclados, que se convierten así en grandes protagonistas de esta original  propuesta expositiva que podrá verse en el patio del Consistorio hasta el próximo 6 de junio.

El concejal de Medio Ambiente, Jacobo Calvo, ha explicado que esta muestra “pretende incidir sobre la conciencia ciudadana acerca de la importancia del reciclaje y la reutilización de los residuos desde un enfoque innovador y didáctico, que nos ayude a sensibilizar a toda nuestra sociedad sobre la situación de emergencia climática en la que nos encontramos para conseguir un futuro más limpio y sostenible”.

Jacobo-Calvo
Foto: Ayuntamiento de Granada.

Calvo, quien ha agradecido a los alumnos de la Escuela de Arte de Granada su implicación en la defensa del medio ambiente, ha abogado también por la necesidad de apartarnos de la filosofía del “usar y tirar” para “apostar por la economía circular y por dar una segunda vida a los materiales y productos que forman parte de nuestro día a día”. “La situación requiere ya de actuaciones rápidas personales y colectivas, porque todos tenemos un papel de responsabilidad cuando se trata del cuidado del medio ambiente y de la defensa de nuestro planeta”, ha añadido.

Edición actual

El eslogan de esta edición de Re-Crea, ‘Reduce tu huella. Residuos Cero’, toma prestado el lema de este año del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y sirve también como hilo conductor de una muestra en la que destacan esculturas como un gran águila de papel-cartón, una rana fabricada con manivelas, una gran ola hecha de vidrio, grabados realizados en tetrabrick o un gran oso fabricado con metal procedente de radiadores de desecho.

La exposición también cuenta con una selección importante de cuadros y figuras realizadas con plástico, latas o cerámica, que suponen una llamada a acabar con los residuos que aparecen en nuestros océanos; “única solución si queremos apostar por un mundo más sostenible”.

Otro apartado especial es para el vestuario diseñado y fabricado en plástico, donde se puede contemplar, entre otros, un original traje de novia y prendas hechas con restos de telas o rejillas de redes de pesca.