ayuntamiento-granada

La liquidación del presupuesto municipal del Ayuntamiento de Granada correspondiente al ejercicio de 2020, uno de los más complicados a nivel económico debido a las consecuencias de la pandemia, se ha saldado con una “notable mejora” de la estabilidad presupuestaria y de la capacidad de financiación. Además, se habría podido reducir la deuda municipal, según ha asegurado el Gobierno local.

Se trata de “unos datos especialmente relevantes, teniendo en cuenta la notable caída de ingresos derivada de la pandemia y del déficit estructural de tesorería. Esto obliga a mantener un férreo control del gasto y poner todos los esfuerzos en la minoración del periodo medio de pago a proveedores, inyectando la máxima liquidez posible al mercado”.

Así lo han explicado desde el área de Economía, que también ha trasladado los datos de ejecución del presupuesto por la parte de gastos en un 79,35% frente al 88,78% de 2019 y el 89.02% de 2018. El total de obligaciones reconocidas asciende hasta los 270.412.107,09 euros ante la política de contención del gasto desarrollada.

En cuanto al apartado de ingresos, el área ha detallado que el Ayuntamiento obtuvo unos ingresos por derechos reconocidos netos de 301.352.828,93 euros, con una recaudación líquida de 274.935.534,66 euros. Esto supone recaudar el 91,23% de los derechos reconocidos del ejercicio, mejorando los ratios de ejercicios anteriores.

Consecuencias de la pandemia

Sin embargo, la situación económica derivada de la pandemia ha afectado a las arcas municipales. Ha originado una caída sustantiva de los ingresos, especialmente en el apartado de tasas, precios públicos y otros ingresos, donde el descenso ha sido superior a los 10 millones de euros. Consecuencia de esto, y a pesar de ver minorada la deuda municipal y los derechos pendientes de cobro, el remanente de tesorería para gastos generales, indicador de la liquidez acumulada del ayuntamiento, se ha visto empeorado hasta menos 64.573.862,80 euros.

Uno de los aspectos más destacados en cuanto a la liquidación del presupuesto ha sido el referente al periodo medio de pago a proveedores. En diciembre de 2020 se situaba en los 123,57 días frente a los 165,38 días de 2019 y los 185,53 días de 2018. Es algo que se debe a la mejora de procedimientos y a que, durante 2020, el Ayuntamiento realizó pagos por más de 294 millones de euros, cantidad muy superior a las realizadas en los últimos cinco ejercicios.

Junto a esto, el resultado presupuestario del ejercicio 2020 fue de 8.979.689,25 euros, obteniendo un ahorro neto de 12.629.839,71 euros, tal y como destaca el área. En términos globales, la deuda municipal se redujo en casi 46 millones de euros respecto a diciembre de 2018, quedando una deuda comercial pendiente de pago de 80.289.556,78 euros frente a los 97.694.729,32 euros de 2018.