granada-terremoto

Desde el gran terremoto que agitó Granada el pasado sábado, el área metropolitana ha experimentado un sinfín de seísmos. Los últimos tuvieron lugar en la pasada noche del martes 26 de enero y su elevada magnitud desató el pánico en la ciudadanía. Ante esta situación, el Ayuntamiento de la capital ha informado acerca del Plan Sísmico municipal con el objetivo de tranquilizar a los granadinos.

Esta plan lleva activo desde que se registraron los 4’4 grados de magnitud en Sante Fe. Según ha informado el jefe del servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Granada, Gustavo Molino, las funciones principales del Plan Sísmico son el seguimiento de la actividad sísmica de la provincia en todo momento y la inspección de posibles daños.

Según Molino, el primer eslabón del plan despejó la primera incógnita de la noche: los daños. La primera inspección por parte de las brigadas operativas, cuerpo que consta de 21 efectivos con unidades caninas, verificó que los seísmos no produjeron daños estructurales en viviendas y edificios. Sí que ocasionaron daños estéticos en diversos puntos, pero ninguno de relevancia.

En segundo lugar, se ha establecido contacto permanente con los técnicos competentes del propio Plan Sísmico, que se hallan en este momento investigando sobre posibles patologías en edificios. Como ha aseverado Molino, esta situación es totalmente “anormal, pero se halla bajo normalidad”. A pesar de ser un cuerpo que responde a las necesidades de la capital, “esta situación no entiende de límites o territorios. Estamos dando asistencia en Santa Fe y Atarfe desde el sábado”, ha expresado.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha agradecido el trabajo de los profesionales municipales y ha vuelto a pedir “tranquilidad” a los granadinos. “Pido que en caso de terremoto la gente se quede en casa. Hay más riesgo en la calle debido a los posibles desprendimientos de cornisas o tejados que se puedan suceder”, ha relatado.

FOTO: Photographers Media

Enjambre sísmico

Los seísmos de la pasada noche supusieron lo que se conoce como un enjambre sísmico. Se trata de un conjunto de terremotos muy consecutivos que tienen lugar en una zona específica. Sergio Iglesias, técnico de Protección Civil y redactor del Plan Sísmico, ha asegurado que el enjambre se hizo notar “prácticamente en toda la provincia de Granada, así como en otras como Málaga o Jaén”.

Iglesias ha repetido que “salir de casa no es una opción, pero entrar si nos pilla fuera, tampoco” en caso de nuevo temblor. “Las casas no van a colapsar, puesto que no tenemos una sismicidad como para ello. El enjambre se caracteriza por confundir el seísmo principal y las réplicas ante su parecida magnitud. No vamos a encontrar terremotos con una magnitud superior a los 3 o 4 grados”, ha concluido.