El Ayuntamiento de Granada y la asociación Teléfono de la Esperanza trabajan juntos en el importante reto de la prevención del suicidio con campañas de sensibilización y ayuda especializada para todas aquellas personas que lo estén pasando mal y necesiten ser atendidas, así como para los familiares y amigos que no sepan cómo actuar en estas situaciones.

“En nuestro país han aumentado las muertes por suicidio, pero también lo han hecho las peticiones de ayuda; sin duda un dato muy importante al que tenemos que prestar mucha atención porque nos demuestra que las personas en esta situación límite son capaces de pedir ayuda”, ha señalado la concejala de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, quien esta mañana ha acompañado a la asociación Teléfono de la Esperanza en un acto celebrado en la Fuente de las Batallas con motivo del Día Mundial de la Prevención del Suicidio que se celebra el mañana 10 de septiembre.

Teléfono de la Esperanza

Teléfono de la Esperanza lleva años trabajando para romper tabúes acerca del suicidio y actualmente tiene en marcha una campaña de sensibilización que, bajo el lema ‘Hagamos un plan’, plantea la realización de actividades artísticas, deportivas y culturales con las que se pone de manifiesto la importancia de cuidar nuestra salud mental y pedir ayuda cuando sea necesario.

En este sentido, la presidenta de Teléfono de la Esperanza, Mónica Amaya, ha explicado que desde 2018 se ha producido un aumento de las muertes por suicidio, especialmente entre personas menores de 25 años, pero que también se ha producido un importante aumento de las peticiones de ayuda. “La pandemia ha hecho que nos demos cuenta de la importancia que tiene nuestra salud mental y es imprescindible saber hacia dónde dirigirnos en caso de que necesitemos ayuda; es el primer paso para sentirnos escuchados, acompañados y salir de situaciones complicadas en las que en ocasiones perdemos las ganas de vivir”, ha destacado.

Plan Nacional de Prevención

Amaya ha incidido en que este año las actividades se centran en la elaboración de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio, que ya se pidió en 2018 en el Congreso de los Diputados y se volvió a pedir en mayo de 2022, en el que instituciones, asociaciones y entidades trabajen de la mano. Este plan, al que ya se han adherido más de cuarenta entidades, pretende ser un soporte para miles de personas que sufren y para las personas implicadas en el acompañamiento. “Solo en un espacio común y trabajando de forma coordinada conseguiremos prevenir la conducta suicida, romper tabúes y cuidar la salud mental de las personas”, ha afirmado. En este sentido, ha recalcado que es fundamental “contar con la colaboración de todos los gobiernos y las instituciones para poder llegar a prestar una ayuda integral en el que estén implicados todos los sectores”. “Es imprescindible, por ejemplo, que los profesionales sanitarios estén formados en cuanto al suicidio y conozcan y detecten cualquier señal de alarma desde el primer momento”, ha apostillado.  

La concejala de Derechos Sociales ha recordado que el Ayuntamiento de Granada y la Asociación Teléfono de la Esperanza tienen un convenio mediante el cual se llevan a cabo de forma regular actividades para trabajar en la prevención de los suicidios, como la carpa informativa instalada en la Fuente de las Batallas. Así, Gutiérrez ha agradecido el trabajo de la Asociación Teléfono de la Esperanza en Granada y les ha animado a seguir con su labor en la ciudad: “La prevención de este tipo de conductas pasa por la información y sensibilización de la población, la formación de grupos claves para la detección e intervención en caso necesario, la atención inmediata de las personas con conducta suicida, la atención a sus familiares y la coordinación de los dispositivos de ayuda”.