El Ayuntamiento de Iznalloz ha trabajado de forma incesante para encontrar una solución que evite los continuos cortes en el suministro de agua por falta de abastecimiento que ha sufrido el municipio durante los últimos veranos. Estos se han producido porque los pozos han ido secándose de forma paulatina y los nacimientos han ido dando menos agua.

Es por ello que el equipo de gobierno puso en marcha un plan para garantizar un suministro adecuado a todos los barrios de Iznalloz, un gran proyecto de infraestructura hidráulica que, por fin, ya ha entrado en funcionamiento.

Foto: Ayuntamiento de Granada

“Por las noches la gente llegaba a su domicilio y no podía ducharse. Por las mañanas no podían utilizar el agua para la vida común. La primera obligación del Ayuntamiento desde que llegamos era garantizar que ese suministro llegara en las mejores condiciones”, relata el alcalde de Iznalloz, Mariano Lorente, describiendo la situación que llevaba sucediéndose un verano tras otro en el municipio.

Es por ello que desde el Consistorio se ha realizado una importante inversión de más de 300.000 euros para poner en marcha un pozo que se encontraba en condiciones que impedían su uso debido a una mala gestión previa del anterior mandato.

Consumo responsable

Para reactivarlo, se ha introducido una bomba de gran potencia que permite sacar 25 litros por segundo y una conducción de más de 2 kilómetros de longitud para llevarlo hacia un aljibe con capacidad de 350.000 litros de almacenamiento. Este depósito se ha ubicado en el corazón de Sierra Arana, a poca distancia del pozo, y a modo de punto intermedio para funcionar también junto a los otros aljibes que ya existían anteriormente para aumentar la capacidad de almacenamiento de agua del municipio y garantizar el suministro de agua durante las 24 horas del día. La población cuenta con varios aljibes, uno de ellos junto a la piscina municipal, otro en la llamada ‘Cuesta de los letreros’ de Sierra Arana y otro más en la propia sierra. Todos han seguido sus respectivos procesos de potabilización del agua y de legalización ante Medio Ambiente para cumplir con los requisitos legales desde el punto de vista sanitario y ambiental.

Desde el Ayuntamiento se ruega a todos los ciudadanos que hagan un uso responsable del agua, un bien escaso que finalmente tienen garantizado en la población, pero que hay que utilizar razonablemente y con sensatez.