El Ayuntamiento de Granada dota de iluminación la rotonda y el carril bici con senda peatonal que conecta Granada con Ogíjares con la instalación de 31 puntos de luz compuestos por báculos de nueve metros de altura y dotados de tecnología Led, mejor y más sostenible, en su apuesta “clara y decidida” por la movilidad sostenible mediante, entre otras medidas, “el fomento de transportes alternativos, muchos más sostenibles que el vehículo privado, como es la bicicleta”.  

Las obras, tal y como ha informado esta mañana el concejal de Urbanismo y Obra Pública, Miguel Ángel Fernández Madrid, en visita realizada a la zona junto a la alcaldesa en funciones y concejala de Movilidad y Protección Ciudadana, arrancaron el pasado 10 de noviembre siendo ejecutadas por el Ayuntamiento de Ogíjares, “si bien la ciudad de Granada se va a hacer cargo del coste anual del suministro energético, valorado en 2.000 euros anuales”.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Plan Andaluz de Bicicleta

Según ha explicado Ruz Peis, Granada se acogió en 2017 al Plan Andaluz de la Bicicleta de 2014, mediante un acuerdo alcanzado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada por el que ambas administraciones se comprometían a construir doce itinerarios de carril-bici, tanto en tramos urbanos como metropolitanos, con 10,8 kilómetros, de los que el 75 por ciento tenían que ser ejecutados por el Gobierno andaluz, con una inversión de 2 millones de euros, y el resto, con 625.000 euros, por la ciudad.

La edil ha lamentado que el plan municipal de la bicicleta, “que tenía que estar acabo en 2020, está guardado en un cajón, sin que a estas alturas sepamos nada sobre las intenciones de la Junta”, por lo que ha instado a la Consejería de Obras Públicas y Vivienda que “se ponga las pilas, porque estamos hablando de una infraestructura muy necesaria, en la medida en que permitiría impulsar la bicicleta frente al uso indiscriminado del coche, que tantos problemas genera en nuestra atmósfera”.

En este sentido, ha recordado que Granada soporta diariamente más de un millón de desplazamientos al día desde el Área Metropolitana, “que conlleva unas emisiones muy importantes de partículas nocivas de C02 a la atmósfera, que hace que nuestra calidad del aire sea nefasta”.