El portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Granada, Jacobo Calvo, ha exigido hoy a la Junta de Andalucía que “por justicia objetiva” aplique una fórmula de reequilibrio económico al Palacio de Congresos de Granada idéntica a la concedida al Palacio de Congresos de Córdoba e Isla Mágica de Sevilla.

El portavoz municipal ha invitado a la Junta de Andalucía a  dispensar “fórmulas” que favorezcan el reequilibrio económico del Palacio como ha hecho en Sevilla y Córdoba, concretamente ha instado a Marifrán Carazo, actualmente cabeza de lista del Partido Popular en Granada en las pasadas elecciones autonómicas, “en tanto que embajadora del gobierno andaluz en Granada, por que de lo contrario nos invitaría a pensar a que, lejos de defender de verdad los intereses de la ciudad, está más preocupada por abonar políticas destructivas, nefastas para un sector tan importante como es la hostelería, acordes a un periodo de campaña electoral encubierto”.

Según ha explicado, la Junta de Andalucía ha permitido un reajuste de reequilibrio económico de los contratos de concesión administrativa tanto en Isla Mágica como en el Palacio de Congresos de Córdoba, que les ha permitido que puedan ofrecer un servicio adecuado y ajustado al momento actual, marcado por la pandemia, “mientras que el denegarlo en Granada está poniendo en riesgo su continuidad”.

Se trata, en palabras del edil, de buscar una fórmula de compensación a las empresa por las pérdidas provocadas por la situación de pandemia, que han sido  establecidas y reguladas por ley a nivel nacional dada la situación de lucro cesante que se produjo a raíz de la pandemia sanitaria decretada a nivel internacional.

Mismos derechos para Granada

Jacobo Calvo ha indicado que el gobierno municipal en su apuesta por “buscar una solución negociada, similar a la aplicado en Córdoba y Sevilla, sumamos a su vez una reivindicación para que se aborden las inversiones necesarias que permitan al Palacio de Congresos de Granada seguir siendo un motor económico en nuestra ciudad”, ha dicho, en relación a los siete millones de euros anunciados por la Junta de Andalucía para el ente congresual con cargo a fondos europeos Next Generation.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Calvo, quien ha calificado de “deslealtad” el “incomprensible conflicto abierto por el Gobierno autonómico en el Palacio de Congresos”, ha mostrado su “perplejidad” por “el agravio al que la Junta de Andalucía somete a Granada, a través del Palacio de Congresos, a  sabiendas de los beneficios que el ente congresual y de eventos tiene en la ciudad, donde en 2022 se batió un récord de asistencia a congresos y por tanto de ocupación hotelera”, ha dicho.

Concretamente, se ha referido a que “según los últimos datos, nos arrojan un 20 por ciento más de asistentes que con respecto a años anteriores a la pandemia. Estamos hablando de un total aproximado de 12.000 visitantes en lo que llevamos de año, con una importante procedencia de extranjeros”.

Un situación que, según las estimaciones del edil, puede afectar también a las previsiones congresuales para 2023, “donde a priori ya hay 16 congresos confirmados y, dada la tendencia, estos datos irán incrementándose conforme avance el año”, ha dicho, por lo que ha vaticinado que “en caso de seguir poniendo palos en las ruedas en la gestión del Palacio de Congresos, entre lo que ya está previsto y las estimaciones de 2023 habría que replantearse en torno a unos 40 congresos previstos”.