El Ayuntamiento ha premiado a Enrique Cabrera, trabajador del área de Cultura que ha cuidado, preparado y vestido a la Tarasca los últimos cuarenta años. Por ello, el alcalde, Luis Salvador, ha mostrado “su admiración por tu trabajo y tu forma de vivirlo, con una total entrega al servicio público”.

 Preocupándose de cuidarla y de prepararla para que toda la ciudad la contemplase. Cuidando el más mínimo detalle, no sólo los días previos al cortejo sino cuando salía a las calles de la ciudad de Granada”, dice Salvador.

Salvador ha recordado que la función de este trabajador también ha sido la de preparar la Cabalgata o los cabezudos. “Por eso, en este día en el que nos va a abandonar como funcionario público y va a pasar a otra etapa de su vida, quiero decirle que siempre va a  tener abiertas las puertas de este Ayuntamiento, porque no podemos perder su conocimiento y sus años de experiencia”, finaliza Salvador.

Por su parte, Enrique Cabrera, ha estado bastante emocionado a lo largo del acto. Para él, es un honor su trabajo en el Consistorio. Una labor que, según ha destacado, “me ha permitido, entre otras cosas, haber hecho cabezudos de personajes históricos de Granada que no salen nunca en los libros y que yo quería que salieran el Corpus, porque ésta es su ciudad”.