Granada ha dado un paso de gigante en la búsqueda de una ciudad mucho más saludable. El Ayuntamiento quiere luchar contra uno de los principales problemas de Granada, como es la contaminación. Para ello ha incorporado en la jornada de ayer 21 autobuses híbridos a la flota del transporte público de la ciudad, que serán un total de 39 en el periodo de un año. De los 21 autobuses nuevos, 5 son articulados, mientras que 16 son convencionales, con una longitud de 12 metros. Todo ello dentro del plan de renovación acordado entre el consistorio y la empresa Rober.

Se trata de la mayor inversión en los 58 años de historia de la concesión entre la mencionada empresa y el ayuntamiento granadino. Serán 12 millones de euros de inversión que dobla los 6 ‘kilos’ que se invirtieron en 2014 para los famosos autobuses de la Línea de Alta Capacidad (LAC).

Los autobuses son de la marca Mercedes, modelo Citaro hibrid, con capacidad de reducir el número de emisiones a la atmósfera y el consumo de combustible. Los 21 autobuses incorporados a la flota en el día de ayer conseguirán reducir el CO2 emitido 468.000 kilos al año, unas cifras que superarán el millón de kilos al año cuando se incorporen el resto de unidades hasta completar los 39.

Además, los nuevos autobuses inician una campaña de fomento del transporte público y sostenible. Así pues, el autobús, el Metro, la bicicleta, el patinete o caminar, son las formas de transporte fomentadas en los autobuses por medio de cartelería. Una iniciativa que también le da su espacio a la UGR, la Gremial del Taxi, Cervezas Alhambra, la Federación de Comercio y La Federación de Hostelería y Turismo, por su Huella Verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *