El Ayuntamiento de Granada ha iniciado con la remodelación de la Cuesta de Alhacaba y la Placeta de la mereced “la mayor intervención integral en la historia del Albaicín, que incluye mejoras en la urbanización, accesibilidad, instalaciones y conducciones, luminaria, y especialmente, la habitabilidad del barrio”. Así lo ha afirmado el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, quien ha avanzado que el proyecto total de actuación -que contempla además la intervención en las plazas de San Nicolás y de Castillas- supone una inversión total de 1,6 millones de euros cofinanciados con cargo a los fondos europeos de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI).

“Desde hace décadas los vecinos se quejan de que cada vez que se interviene en el Albaicín lo que se hace es parchear”, ha recordado Cuenca. “Este Ayuntamiento ha realizado un gran esfuerzo para llevar a cabo una intervención integral que contempla la mejora de la accesibilidad y apertura de espacios públicos para los vecinos y vecina, estamos renovando el empedrado, el sistema de iluminación y modificando todas las redes de saneamiento y canalizaciones en vacío, lo que van a permitir la eliminación del cableado”.

Presupuesto

Con un presupuesto de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses, las obras que hoy ha visitado el alcalde comprenden la Cuesta de Alhacaba y Placeta de la Merced y abarcan una superficie aproximada de 5.470,00 m2 y una longitud de 600 metros.

En concreto, la actuación en la Cuesta de Alhacaba consiste en una calzada con adoquín delimitada por bordillo recto del mismo material. Según el tramo se dispondrá un aparcamiento en línea ejecutado con el mismo pavimento y se instalarán acerados se pavimentarán en empedrado fino o granadino y bandas de solería de granito abujardado. Además, se dispondrán alcorques para arbolado en diferentes tramos de la cuesta.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Transito peatonal

En la Plaza de la Merced se llevará a cabo una nueva configuración de la placeta con el mismo pavimento que en los acerados de la cuesta y se dispondrá una serie de rampas que faciliten el tránsito peatonal. También se instalará nuevo mobiliario urbano y alumbrado led, con canalizaciones subterráneas para el soterramiento del cableado, así como la reparación de los puntos de luz existentes deteriorados.

Durante su visita al barrio, en la que ha estado acompañado por el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, y por representantes vecinales del distrito, el alcalde ha destacado “la sensibilidad y el respeto por parte de los técnicos municipales a un entorno histórico declarado Patrimonio de la Humanidad”.

Así, de los 2,3 kilómetros de calles y 1.660 metros cuadrados de plazas donde se va a renovar totalmente el pavimento, se colocarán adoquines en casi 700 metros, mientras que se procederá a la instalación de empedrado granadino en otros 1.133 metros de calles, a los que se suman los los 455 metros cuadrados de la Plaza de San Nicolás. En este sentido, el regidor ha incidido en el valor “de un trabajo artesano planteado desde la sensibilidad que merece un espacio patrimonial único como el barrio del Albaicín”.

Plazas

Por último, Cuenca se ha referido a las futuras intervenciones en las plazas de San Nicolás y Castillas, también contempladas en la intervención global. Respecto a la primera, con una superficie de 455 metros cuadrados, se mejorará la accesibilidad y la movilidad, limitando el tránsito rodado e impidiendo el aparcamiento en la plaza. Se sustituirá el pavimento existente por un empedrado fino, se mejorará la instalación de alumbrado público y se dispondrá mobiliario urbano e instalaremos fuente adaptada para personas con movilidad reducida. El presupuesto previsto es de 124.397 euros y el plazo de ejecución de cuatro meses.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Respecto a la reordenación de la Plaza de las Castillas -con un total de 625 metros cuadrados- se llevará a cabo la renovación de pavimentación, distinguiendo entre el destinado al tráfico (adoquín) y peatonal (empedrado fino). Además, se mejorará de la instalación de alumbrado público y se renovarán las redes de abastecimiento y saneamiento. El proyecto, que tiene un presupuesto de 244.286 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, contempla también un espacio para estacionamiento de vehículos en caso de emergencia.

Tras señalar que el Ayuntamiento está ya trabajando en un plan de movilidad “para minimizar los inconvenientes que puedan generar las obras”, el alcalde ha concluido que “estamos ante una intervención histórica de inversión pública para la mejora de espacio público en el Albaicín que no tiene precedentes”.