realejo-granada

El Ayuntamiento de Granada acomete las obras para la recuperación del parque adyacente al Cuarto Real de Santo Domingo, conocido popularmente como parque japonés o zen, que, con un presupuesto de 165.960  euros, permitirán la reapertura de este espacio verde del Realejo en un plazo de tres meses una vez se hayan completado los trabajos, ahora en curso, de reparación y nueva instalación del pavimento de láminas de madera deteriorado, la sustitución del mobiliario urbano y la recuperación del juego de aguas originario del típico jardín árabe.  

Los concejales de Urbanismo y Obra Pública, Miguel Ángel Fernández Madrid, y de Cultura y Patrimonio y presidenta de la Junta de Distrito Centro, María de Leyva,  se han mostrado confiados en que las “soluciones” proyectadas por el área de Urbanismo resolverán de manera definitiva  las “carencias de mantenimiento” que desde su inauguración en 2004 presenta el considerado “uno de los pocos pulmones verdes del Realejo” y que, tal y como ha recordado Fernández Madrid, fue cerrado al público por el anterior equipo de gobierno, “que en lugar de proceder a reparar las deficiencias que presentaba, optó por cerrarlo”.

Historia

Enclavado en el entorno del Cuarto Real de Santo Domingo, residencia del rey nazarí Mohamed II, el parque cuenta con un diseño a través del que se proyecta  una “interpretación moderna de lo que sería un jardín árabe, donde hay elementos de vegetación, como frutales, con ejemplares de jardinería con la presencia característica del agua mediante un ciclo integrado por dos estanques desde el que se vierte agua a una acequia que vuelve a reciclarse en la cubeta principal”.

Tanto Fernández Madrid como María de Leyva han recordado que con los trabajos de recuperación el gobierno municipal atiende una “reclamación histórica de los vecinos y vecinas del Realejo, que en sucesivas ocasiones nos han demandado la apertura para uso y disfrute de este parque, que, además, es uno de los pocos espacios de esparcimiento de este barrio”, ha dicho la edil de Cultural.

Tras destacar que el uso de materiales delicados en la construcción del parque, así como un uso inadecuado por parte de algunos ciudadanos, ha suscitado la intervención en reiteradas ocasiones por parte del Ayuntamiento para garantizar el uso por parte de los ciudadanos, si bien en 2021 el anterior equipo de gobierno procedió a su clausura en 2021.

Zonas verdes

Especial atención ha prestado Fernández Madrid a la solución proyectada en las tres zonas de agua del parque: acequia, vaso de agua con efecto de derrame por desbordamiento sobre un estanque inferior que estaba en desuso por mal funcionamiento.

Así, ha explicado que se va a proceder a recuperar el efecto de derrame por desbordamiento del vaso de agua superior, mediante la eliminación de los caños y el repaso del borde de la cubeta, a la vez que se va a reparar y a poner en uso la acequia existente y a  impermeabilizar de forma adecuada el estanque.

El inicio de los trabajos se produce una vez que el pasado mes de noviembre el equipo de gobierno anunciase la aprobación en Junta de Gobierno Local del proyecto de reparación y la apertura del proceso de licitación de las obras, que finalmente, tras “varias vicisitudes y quedar desierto el procedimiento abierto, han sido adjudicadas a la empresa TRAFISA.

Desarrollo del proyecto

La actuación se completará con la revisión general tanto de la red de saneamiento como de suministro del agua potable en las fuentes bebedero, así como en la red de riego, si bien en este aspecto el edil ha reconocido que “hasta ahora ha sido uno de los capítulos que precisa menos atención y podemos decir que su mantenimiento hasta la fecha ha sido constante y adecuado”.

Financiadas “a pulmón” con  cargo a los fondos municipales, “en un esfuerzo que hace la ciudad por atender las peticiones vecinales”, incluyen también la renovación y reparación de los desperfectos del mobiliario urbano para lo que se proyecta “un tratamiento generalizado de protección de las piezas de madera que lo componen”.