El Ayuntamiento de Granada iniciará este próximo lunes 19 de septiembre la segunda fase de las obras de reforma integral de la Carretera Antigua de Málaga, en concreto del tramo que va de Circunvalación de la Encina a Sagrada Familia, donde se va a proceder a la renovación de todas las redes de suministro y a la transformación del espacio público en un gran boulevar para el barrio de la Chana.

Así lo ha dado a conocer esta mañana el alcalde de Granada y presidente de Emasagra, Francisco Cuenca, en una visita al barrio acompañado por los concejales de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid; y de Movilidad, Raquel Ruz, así como de la presidenta de la Junta Municipal de Distrito Chana, Nuria Gutiérrez; el director de Obras, Proyectos y Planificación de Emasagra, Alejandro Muñoz, y de representantes de las asociaciones de vecinos, para dar a conocer los detalles de una intervención que se desarrollará durante los seis próximos meses y que cuenta con un presupuesto de 1.446.127,68 euros.

Foto: Ayuntamiento de Granada

La renovación de la red de abastecimiento va a permitir, tal y como ha apuntado el alcalde, evitar averías o cortes de suministro para los vecinos derivados de la edad de la infraestructura. Para ello, está prevista la instalación de tubería de fundición dúctil de 200 mm de diámetro, en una longitud total de 847 metros.

Agilizar el tráfico

Cuenca también ha hablado de la importancia de esta obra para la futura reordenación del tráfico en una arteria que comenzó siendo una carretera hacia Málaga pero que se ha convertido en un núcleo de viviendas importante de la ciudad. Así, se va a llevar a cabo una remodelación completa de la pavimentación de la calle, con amplias aceras a ambos lados y jardineras dotadas de muretes que podrán servir de asiento a los viandantes.

La nueva calzada tendrá una anchura total de 12,50 metros, estando compuesta por un carril de 3,50 metros de anchura por cada sentido de circulación y una amplia mediana ajardinada de 3,50 metros de ancho, con arcenes de un metro de anchura a ambos lados de la mediana para su separación con el tráfico rodado. En algunos tramos se dispondrá también de aparcamiento en línea de 2,20 metros de ancho.

La actuación, ha avanzado Cuenca, también permitirá duplicar prácticamente el número de árboles de la zona, pasando de los 60 actuales a unas 120 unidades, garantizando el buen estado de salud de todos ellos, así como que se trate de especies antialérgicas para los ciudadanos.