El Ayuntamiento continúa dando pasos hacia su firme objetivo de hacer de Granada una ciudad completamente cardioprotegida con la instalación de un nuevo desfibrilador en la Plaza Rotary, en las inmediaciones del Palacio de Congresos y del Paseo del Violón, con el que se dará cobertura a cualquier posible emergencia sanitaria que ocurra en una de las zonas más concurridas de la capital.  

El nuevo tótem, que ya está en funcionamiento, se suma a los cuatro ya existentes en la Fuente de las Batallas, la Plaza Isabel la Católica, el Paseo de los Tristes y Plaza del Realejo, y a los que se añadirán al menos siete más antes de que finalice este año, según ha dado a conocer el concejal de Proyectos Estratégicos Granada 2031, Luis Salvador, quien ha incidido en la envergadura de un proyecto que pretende dotar a la capital de una red de desfibriladores que se extienda por todos los barrios, permitiendo así una rápida actuación en caso de que se produzca una parada cardiorrespiratoria.

“El Ayuntamiento está realizando una labor esencial para reforzar la seguridad y la cardioprotección que ofrece a sus vecinos y visitantes, especialmente en las zonas de mayor afluencias de personas, siendo ya un modelo de referencia en todo al país en materia de seguridad ante emergencias”, ha destacado Salvador, quien ha agradecido la implicación y el compromiso de las empresas que ya se han sumado a un proyecto que cumple con los objetivos de salud y bienestar que marca la Agenda 2030 para las ciudades, así como a todas las que ya se han interesado en colaborar y con las que se está trabajando para materializar su patrocinio.

En concreto, este nuevo tótem está patrocinado por el Club Rotary Granada, quien ha querido celebrar sus 30 años de trayectoria en la ciudad sumándose a esta iniciativa.

El tótem dispone de un desfibrilador DOC de la empresa B+SAFE del Grupo Almas Industries conectado durante las 24 horas del día con el 112, lo que permite que el usuario que vaya a realizar la maniobra esté en todo momento asesorado por los profesionales del servicio de emergencias. Además, la instalación del desfibrilador va unida a una formación específica por parte de Protección Civil para los establecimientos hosteleros, comercios y empresas ubicadas cerca de estos puntos cardioprotegidos para que dispongan de los conocimientos necesarios que les permitan usar el desfibrilador y, por lo tanto, poder salvar vidas.

Según ha manifestado Salvador, el objetivo prioritario de este equipo de gobierno pasa por “generar un entorno de ciudad segura y saludable; una ciudad sostenible y con una buena calidad de aire en materia medioambiental, pero también una ciudad amable con las personas”, por lo que el establecimiento de esta red de desfibriladores va a permitir que Granada sea una ciudad dispuesta y preparada para afrontar cualquier situación de emergencia con seguridad y salvar vidas”.

La ubicación de los desfibriladores, tal y como ha explicado el edil, se está llevando a cabo en colaboración entre las áreas de Mantenimiento y Movilidad, que son quienes determinan el lugar exacto de instalación en función tanto de los flujos de personas como de la movilidad y acceso a la zona y de la ubicación de otros desfibriladores ya existentes en grandes superficies comerciales y edificios públicos principalmente.

Asimismo, ha apuntado que la enfermedad cardiovascular sigue siendo la primera causa de muerte en España, por lo que contar con una red de espacios cardioprotegidos se convierte en un asunto de vital importancia. “Cada año fallecen 30.000 personas en este país por infarto y las cifras casi se han duplicado en la pandemia. Sabemos que en un infarto los minutos son cuestión de vida o muerte y si contamos con una ciudad  suficientemente dotada de desfibriladores y con una población cada vez mayor con nociones de reanimación cardiopulmonar se podrían salvar esas 30.000 vidas”, ha señalado.