El Ayuntamiento de Granada inicia un plan de eliminación de pintadas vandálicas en un total de 112 “edificios y elementos patrimoniales de la ciudad”. Además, se les aplicará una capa anti-pintadas para protegerlos de futuras agresiones.

La concejala Pepa Rubia ha estado acompañada por el concejal de Recursos Humanos, Organización, Servicios Generales y Contratación y presidente de la Junta Municipal de Distrito Albaicín, Francisco Fuentes. Ambos ha informado de que el objetivo del proyecto es el de “poner en condiciones óptimas todo el patrimonio municipal y lograr una mejora ambiental y paisajística de nuestra ciudad”. Además, recuerdan que esta inversión asciende a  179.924 euros. Y que entra dentro del programa Edusi granadino ‘De tradición a innovación’.

La edil destaca la actuación como “la de mayor envergadura hasta ahora realizada por el Ayuntamiento de Granada”. Además, recuerda el esfuerzo que hace el gobierno por la recuperación del patrimonio municipal con  la erradicación de las pintadas vandálicas. Además de brinda a través del programas ‘Granada más imagen’ más de treinta espacios destinados exclusivamente a este tipo de arte urbano en la ciudad.

Una vez limpiados los edificios, se procederá a la aplicación de una capa anti-pintadas. “Gracias a la que posteriormente, en caso de que vuelvan a sufrir este tipo de agresión, será más fácil su limpieza”, ha dicho.

¿Dónde actuará?

En total, está previsto actuar en 112 emplazamientos municipales, de los que 18 son colegios y bibliotecas; 28, aljibes; 20 edificios municipales. Entre los que ha destacado, los mercados municipales de San Agustín y Merca80 y el teatro Isabel, la Católica. Además de cinco de las sedes de los centros cívicos y de asociaciones de vecinos y distintos quioscos. Como el de las Titas o los ubicados en plaza Bib-Rambla o Trinidad; diez locales municipales, y siete instalaciones deportivas. De las que una será el campo de fútbol Los Nuevos Cármenes y el Palacio Municipal de Deportes.