ayuntamiento-granada

Los cortes de luz de la zona norte no son un problema nuevo en la ciudad de Granada. Durante más de diez años los vecinos de este distrito de la capital han reivindicado una solución que nunca se termina de formalizar, pues el correcto funcionamiento del fluido eléctrico en sus hogares no está garantizado. Detrás, se halla todo un entramado criminal de cultivo de marihuana para su posterior venta que asola no ya a la ciudad, sino a prácticamente todo el cinturón metropolitano.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha anunciado que el próximo viernes 15 de enero tendrá lugar una reunión a cuatro bandas para tratar de poner fin a esta situación. El Ayuntamiento, la Junta de Andalucía, la Subdelegación de Gobierno y Endesa, la empresa concesionaria de este servicio en Granada, se sentarán con el objetivo de fijar actuaciones y reformas que garanticen el final de los cortes eléctricos.

“Es uno de los principales problemas de la ciudad que causa un problema a las personas en aquella zona. Se han ido extendiendo a otros distritos de la ciudad y está pasando en otras zonas del área metropolitana. El problema de la zona norte se puede solucionar cerrando un convenio con Endesa. La situación multiplica la necesidad de un suministro propio en la zona norte”, ha afirmado Salvador.

Soluciones inminentes

“El problema son los consumos exagerados e ilegales que provocan que salte cualquier sistema normal de electricidad -ha proseguido-. Voy a exigir a todas las administraciones soluciones inminentes. Vamos a trabajar en otras zonas para que se incluyan en esta reforma y que Endesa haga las reformas necesarias”.

Salvador ha aseverado que este problema se debe abordar y solucionar desde “todas las administraciones”. Según el alcalde, “los cortes se están extendiendo a la Chana y otras zonas de la capital. En el futuro puede tener consecuencias muy graves para la ciudad”.