jacobo-calvo-jose-antonio-huertas

El Ayuntamiento de Granada aprueba en Junta de Gobierno Municipal la presentación a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía un proyecto para la implantación en la ciudad de la recogida de basura orgánicos que permitirá la adquisición de cubos domésticos aireados para la fracción orgánica, bolsas compostables para uso doméstico, contenedores para la vía pública, camiones de recogida y campaña de información y concienciación. 

Así lo ha anunciado el concejal de Mantenimiento y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Granada, Jacobo Calvo, que, acompañado por el concejal de Hacienda, José Antonio Huertas, en la comparecencia informativa sobre los asuntos aprobados en el órgano municipal, ha indicado que el equipo de gobierno, con la presentación del proyecto para que sea subvencionado con cargos a los fondos europeos Next Generation,  “demuestra que no estamos dejando escapar ninguna de las oportunidades para mejorar todos los ámbitos de la ciudad tanto en cuestiones estructurales como en asuntos que tienen que ver con las propias infraestructuras en los barrios”.

Un esfuerzo que, según sus palabras, ha sido posible “gracias a la excelente coordinación existente entre el área de Medio Ambiente y la Oficina de Fondos Europeos, dependiente de la concejalía de Presidencia, que nos está permitiendo presentar proyectos a todas las convocatorias de ayudas europeas”.

Según ha informado, el proyecto presentado a la convocatoria de subvención por importe de 1.700.000 euros, de los que se opta a un importe máximo subvencionable de 4,5 euros por habitante, “por lo que en el caso de Granada sería de 1.051.000 euros”, permitirá la adquisición de 12.195 cubos domésticos aireados para basura orgánica; casi 1.100.000 bolsas compostables; contenedores para la vía pública, tanto de carga trasera, 202, y de carga lateral, 473, así como dos camiones para la recogida de residuos, de los que uno de carga lateral y el otro, de trasera. Se prevé, asimismo, una campaña para la concienciación y sensibilización de la población. 

“Es una actuación absolutamente necesaria  dentro del nuevo marco contra el cambio climático y la emergencia climática en la que estamos, a la vez que, a la espera de lo concreción a nivel nacional, nos preparamos para el límite establecido por la Unión Europea para la implementación de la recogida selectiva de basura orgánica”, ha dicho, para a continuación señalar que “Granada continúa dando pasos en nuestro objetivo de cumplir con los objetivos establecidos dentro del marco de la Agenda 2030 en beneficio del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida”. 

El edil ha recordado que “Granada ya está trabajando en la implementación del contenedor marrón, del que hay instalados 38, en los que se han recogido en el último año “casi 80.000 kilogramos de basura orgánica”. Se calcula, según ha apuntado, que cada ciudadano produce 170 kilos de residuos orgánicos al año.   

Asimismo, el Ayuntamiento de Granada cuenta con un programa educativo municipales en los que han participado “casi 3.000 alumnos y alumnas de 60 colegios de la ciudad que, bajo el nombre “Lo orgánico ya tiene color”, se les enseña el proceso de recogida completo de lo orgánico, de su tratamiento y transformación en compost y su posterior uso en los huertos escolares”, ha explicado.

El Ayuntamiento adapta la ordenanza fiscal de Plusvalía al decreto nacional

El Ayuntamiento de Granada cumple en el plazo de tres meses con el requerimiento del Gobierno central que ha dado los seis meses a los municipios para adaptar el impuesto sobre el incremento de terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalías, en base al Real Decreto Ley 26/2021 de 8 de noviembre.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy la adaptación la ordenanza fiscal de plusvalía a la normativa nacional por la que se introduce, como novedad, un supuesto de no sujeción para los casos en los que se constate que no ha habido incremento de valor de naturaleza urbana, que deberá ser justificado por parte del contribuyente.

El Ayuntamiento, a su vez, establece dos modalidades de determinación de la base imponible, optativa por parte del contribuyente, que podrá decidir si prefiere una primera de carácter objetivo y otra segunda de estimación directa, denominada de costes reales, para lo que, según ha informado el concejal de Hacienda, se ha puesto a disposición de los contribuyentes en la página web municipal una aplicación gracias a la que se calcula en base a las dos opciones. Por último, también se ha incorporado por primera vez la grabación de las plusvalías generadas en periodos de un año, es decir que “antes si se vendía y compraba en un año no se tenía que hacer frente a esta ordenanza fiscal, algo que se ha modificado ahora”.