obras

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha presentado esta mañana la segunda fases de las obras de remodelación de la antigua carretera de Málaga, en la Chana, “que van a convertir lo que antes era una carretea, en una vía urbana para disfrute del peatón, en un auténtico bulevar para los vecinos de Granada y especialmente para los chaneros y chaneras”, según ha afirmado.

Cuenca, que ha visitado la zona acompañado por el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid; el presidente de la Asociación de Vecinos de la Chana, José Fernández,  y por técnicos del Ayuntamiento y de la empresa Emasagra, ha enmarcado la actuación en “un nuevo concepto de ciudad mucho más moderna y amable, que mira y atiende al ciudadano y no tanto al vehículo privado”, a la vez que se ha referido al impulso económico y a los beneficios que los comerciantes de la zona percibirán una vez concluidas las obras.

Tras incidir en que la intervención es una histórica reivindicación de los vecinos y vecinas del barrio de la Chana, el alcalde ha explicado que el anteproyecto presentado esta mañana – continuación de la primera fase de la vía, que se llevó a cabo en el anterior mandato de Cuenca-  supone la intervención en un kilómetro y medio aproximadamente entre la calle Circunvalación de la Encina y la conocida como Rotonda de Zurita.

Se trata de unas obras, según ha añadido el regidor,  que van a permitir ampliar y mejorar el espacio de las aceras así como modificar las luminarias, y que no solo mantendrá todo el arbolado actual, sino que contempla la ubicación  cien nuevas plantas “en una zona de mediana que los técnicos municipales están determinando”.

“Para mantener todo el arbolado, que era una demanda de los propios vecinos a la que el Ayuntamiento es sensible, le vamos a ganar espacio a la calzada, eliminando una vía de paso y situando una mediana ajardinada en el centro”, ha detallado. “De este modo mejoramos y ampliamos las aceras y creamos una zona mucho más amable para disfrute y para el paseo, cumpliendo una vieja reivindicación del barrio”.

Por lo que se refiere a los plazos, Francisco Cuenca ha explicado que el acuerdo al que  se ha llegado  con la Asociación de Vecinos “es que a final de este año esté el proyecto concretado con Emasagra y con los técnicos municipales de Urbanismo, de forma que a principios del 2022 estemos iniciando la licitación y que, a partir de ahí, las obras se ejecuten durante el próximo año”.

Por último, el alcalde  ha recordado que el anteproyecto presentado hoy viene a dar continuidad a la primera fase de reforma de la vía –acometida durante su anterior mandato- que supuso la intervención en el tramo  comprendido entre el conocido como puente Zarabanda y la rotonda de la Circunvalación de la Encina, con una inversión de 1.083.876 euros. En aquella ocasión, además de mejorar la calle y hacerla más accesible y transitable para los vecinos, se llevó a cabo la mejora de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento por parte de Emasagra, una actuación también prevista en el actual anteproyecto.

“Este equipo de gobierno va a ir dando pasos para que esta ciudad prime el uso de la calles por los peatones y del transporte público”, ha incidido. “Estamos intentando eliminar progresivamente tantos carriles para los vehículos privados y aprovechar las inversiones para mejorar la luminaria y las redes de abastecimiento y saneamiento de nuestros barrios, así como para dotarlos de más zonas verdes. Y lo estamos haciendo en todos los distritos y escuchando a todos los vecinos y vecinas”, ha concluido.