El Ayuntamiento de Granada prueba un nuevo método de limpieza. Enfocado a las raíces de los árboles que mejorará su conservación. Frenará el deterioro de los pavimentos que rodean los alcorques. Así lo ha explicado la concejal de Mantenimiento del Ayuntamiento de Granada, Eva Martín. Quien ha realizado una visita a la calle Andrés Segovia para conocer los trabajos que técnicos de las áreas de Infraestructuras y Parques y Jardines están acometiendo en dos de los árboles.

Según Martín, ante los desniveles provocados por el crecimiento de las raíces, “lo normal era parchear la acera”. Un procedimiento que supone un alto coste y cuyos resultados no eran del todo eficaces ni “daban un respiro” a las raíces. Sin embargo, se ha iniciado esta novedosa técnica. Con ella que “esperamos mejorar la conservación a la vez que evitamos el deterioro de las aceras y calzadas lo que va a suponer un importante ahorro“.

El procedimiento consiste en aplicar, una vez que se retiran los adoquines, un chorro de aire continuo para desplazar toda la tierra y la grava que se encuentra en el alcorque sin afectar a la raíz. “Tras la eliminación de la capa de pavimento se procede a la limpieza de raíces. Se eliminan los restos de materiales y tierra vegetal para visualizar la envergadura de las raíces superficiales”, ha dicho la concejal. Quien ha detallado que, para ello, se emplea una máquina especializada denominada Air Spade, que aplica un chorro de aire a alta presión. Esta desplaza los materiales sin afectar a las raíces, incluso las más pequeñas.

La imagen que deja este procedimiento es, cuanto menos impactante. Eva Martín explica que, bajo los pavimentos de las aceras “nos encontramos con una masa reticular del árbol de grandes dimensiones. Y que se extiende, en estos dos casos, más allá de los tres o cuatro metros de longitud”. “Con esta intervención hemos podido visualizar la gran cantidad de raíces. Que al desarrollarse superficialmente sin profundizar en el terreno provocan el levantamiento de la solería”, ha precisado Martín. A la vista del resultado se van a estudiar los materiales y el modo más apropiado para la restitución del pavimento. Aunque se trata de un método experimental, se estudiará aplicarlo a otros alcorques donde se haya producido levantamientos de pavimentos.

Para finalizar, la concejal de Mantenimiento y responsable de Parques y Jardines ha remarcado la firme voluntad de este Ayuntamiento y del equipo técnico del área. Va dirigido a conservar y mejorar los árboles y jardines de la ciudad. “Los vecinos deben saber que trabajamos para que no se pierda ningún árbol. Pero también fomentando la plantación de nuevas especies como se ha demostrado con la presentación del anillo verde por parte del área de Urbanismo”, reconoce Martín. No obstante reconoce que, “en ocasiones no hay otra que suprimir aquellos árboles que puedan suponer un peligro por su mal estado”. “Siempre es la última opción, pero a veces, cuando los técnicos no pueden hacer nada, se hace para que ninguna persona corra riesgos“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *