La concejala de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, ha recogido la insignia “Refugee Friendly Label” del Proyecto Push Inclusion through Youth Work, un reconocimiento al Ayuntamiento de Granada por haber colaborado con este proyecto que tiene como objetivo crear un programa especial en el que los trabajadores juveniles incluyan a los refugiados y migrantes en su trabajo con los jóvenes.

Según Gutiérrez, se trata de prevenir el racismo y la intolerancia entre los jóvenes, incluyendo a los refugiados y migrantes en el trabajo juvenil, abordando la diversidad desde la educación no formal. Este proyecto se centra en la crisis de los refugiados en Europa, así como en los migrantes y en las formas de integrar mejor a ambos colectivos en las comunidades locales.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Objetivos del programa

Los objetivos de este programa son mejorar el trabajo local de los trabajadores juveniles mediante la participación de los refugiados y migrantes en el trabajo diario y aumentar las competencias y cualificaciones de los trabajadores juveniles, aportando las mejores prácticas y herramientas para el elemento multicultural de su trabajo.

La concejala de Derechos Sociales ha explicado que para conseguir estos objetivos, se creará un programa piloto que mejore la integración de los refugiados y migrantes en las localidades; se creará el Social Business Ideal Challenge, que es un concurso para invitar a los jóvenes europeos a crear modelos de negocio destinados a apoyar a los refugiados y migrantes.

Italia y España se encuentran en el punto de llegada de refugiados y actuarán como base para la difusión en los países de tránsito del sur y la zona mediterránea, mientras que Lituania será una base para difundir las ideas del proyecto a países del centro y norte de Europa. “Necesitamos ver a los refugiados como un potencial, no como un problema” ha asegurado Gutiérrez.