El Ayuntamiento de Granada ha renovado íntegramente, después de treinta años, el reloj de la fachada de la Plaza del Carmen, que estará a pleno rendimiento el 31 de diciembre, para recibir el año 2023 con las tradicionales campanadas de Nochevieja. Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde, Francisco Cuenca, que ha invitado a la ciudadanía a disfrutar de “este precioso, maravilloso y moderno reloj al servicio de los granadinos y granadinas”.

Cuenca, que ha estado acompañado por los concejales Ana Muñoz Arquelladas, Jacobo Calvo, y Nuria Gutiérrez, y por el relojero Manuel Pinel, ha recordado que “el reloj atrasaba y adelantaba muchas veces, porque durante mucho tiempo se ha estado parcheando con las propias piezas y no se ha hecho una sustitución integral de todo el sistema”. En este sentido, ha incidido en que el actual equipo de Gobierno de la ciudad ha llevado a cabo la “renovación integral tanto de la maquinaria como del carrillón del antiguo reloj con la implementación de sistemas digitales”.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Según ha detallado, el nuevo reloj -que dispone de un motor eléctrico sincronizado- lleva incorporado un carrillón electrónico el SCE que reproduce el sonido de las campanas en alta definición y permite programar la reproducción de melodías o toques, pudiendo almacenar hasta 1.000 melodías y 50 tonos diferentes de campana. Entre las opciones más interesantes, el alcalde ha destacado la posibilidad de reducir el volumen en las horas de descanso, variar la velocidad de ejecución de las melodías o controlar los tonos graves y agudos, así como programar y diferenciar los distintos periodos del año, o variables como la Navidad o la Semana Santa.

Renovación de las piezas

En el mismo sentido se ha manifestado Manuel Pinel, relojero responsable del mantenimiento del reloj durante los últimos diez años, quien ha incidido en que “se han ido reajustando y reajustando piezas, hasta que ha llevado el momento de cambiarlo. Hemos renovado la maquinaria y el carrillón antiguo, que tenían más de treinta años”.

Foto: Ayuntamiento de Granada

“Por fuera es el mismo reloj, aunque se ha limpiado, equilibrado de casquillos o las agujas”, ha añadido. “En cuanto a iluminación se han puesto luces led pasando de 700 a 11.000 lúmenes, y previsto el cambio de color de la esfera y respecto al sonido, se ha dotado de más calidad -aproximadamente de 600 a 700 vatios RMS- haciéndolo a su vez regulable”. Además, el reloj estará controlado por GPS, por lo que es imposible que pierda la hora.

Tras agradecer a la concejala Ana Muñoz Arquelladas el esfuerzo realizado desde el área de Presidencia del Ayuntamiento, al alcalde ha concluido que el presupuesto de la intervención ha rondado los 10.000 euros.