El pilar de Don Pedro, del siglo XVI, situado en la plaza del Padre Suárez ha sido sometido a un proceso de restauración. De esta forma se recupera “un elemento arquitectónico único situado en un espacio monumental e histórico de la ciudad”.  

Así lo ha asegurado hoy el alcalde de Granada, Luis Salvador, en el acto de puesta en servicio de nuevo del pilar. El máximo responsable municipal ha destacado que la intervención refleja “el alma” de este equipo de gobierno. “Cree en las personas, que cuida los detalles, dando valor a nuestro patrimonio, como es este pilar del siglo XVI, una joya arquitectónica. A partir de ahora entra en funcionamiento para disfrute de los ciudadanos”.

Para Luis Salvador, la restauración se enmarca dentro de “nuestro compromiso por conseguir un salto de calidad en la ciudad de Granada”. Tanto en grandes proyectos “con los que revitalicemos y alcancemos la excelencia en Granada”, ha dicho. Para a continuación citar, entre otras iniciativas, el acuerdo del Ayuntamiento y la Junta del Plan Alhambra, con una inversión de 23 millones de euros.

La restauración del pilar, en el que destacan como elementos decorativos, una inscripción alusiva al momento en el que fue instalado en el Paseo del Violón entre los años 1899 y 1901. Además del escudo real, situado en el centro, y dos escudos de la ciudad en los paños laterales. Se ha priorizado “mantener la escultura sin añadir ningún tratamiento o elemento que pudiese alterar o distorsionar la estabilidad de la misma”, según ha explicado Alejandro Muñoz.