camino-bajo-huetor-cascajo

El Ayuntamiento de Granada ha llevado a cabo una limpieza “puntual” en la zona de Camino Bajo de Huétor ante la acumulación de vertidos de escombros incontrolados arrojados “incívicamente” en este espacio de la ciudad, “hasta el punto de que los servicios de Inagra han retirado más de 10.000 kilogramos de cascajo en la zona”.

La concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia, se ha trasladado hoy al Camino Bajo de Huétor para comprobar in situ el desarrollo de los trabajos de retirada y tratamiento de los vertidos ilegales consistentes en su mayoría en material de obra y que, tal y como ha lamentado, son consecuencia “de determinadas conductas incívicas, que son un incumplimiento fragante de la normativa existente reguladora del depósito correcto y controlado de la basura”, ha recordado.

Según ha explicado, el servicio de limpieza y recogida de escombros incontrolados de Inagra ha llevado a cabo este año un total de 180 intervenciones con un coste para las arcas municipales de “aproximadamente 130.000 euros”.

La actuación ha implicado que se destinen a la zona de forma exclusiva “dos operarios de Inagra y que hayamos tenido que desplazar al Camino Bajo de Huétor tanto una pala retroexcavadora como un camión recolector de residuos, que han estado trabajando durante toda la mañana de hoy en la retirada de los vertidos incontrolados”.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Granada dispone de un servicio de limpieza  de Inagra dedicado a la retirada y limpieza de vertidos incontrolados que de forma general realiza sus labores cada dos sábados al mes, localizándose la mayoría de sus intervenciones en los alrededores de la calle Molino Nuevo y Camino de los Yeseros.

Tal y como ha informado Pepa Rubia, este servicio se refuerza de forma puntual con intervenciones específicas en aquellos espacios en los que se detectan focos de vertidos incontrolados, “como ha sido este caso”.

La concejala de Medio Ambiente ha lamentado que pese a las “continuadas y reiteradas” campañas de concienciación ciudadana en materia de limpieza, retirada de residuos y reciclaje realizadas por el Ayuntamiento de Granada, “tengamos que invertir por culpa de la irresponsabilidad y falta de civismo de algunos ciudadanos un dinero que se podría invertir en paliar las consecuencias de la pandemia sanitaria”.

Concretamente, la edil ha recordado que este año el Ayuntamiento de Granada ha destinado casi tres millones de euros a la limpieza y recogida de residuos vertidos en zonas no autorizadas, de los que 2,5 corresponden a la recogida de la basura fuera de los contenedores; 30.000 euros al plan de eliminación de chicles en el pavimento, a los que se sumarían los 130.000 correspondientes a la retirada de escombros. 

Pepa Rubia ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad y al civismo de los ciudadanos para acabar con este tipo de actuaciones irresponsables que evitarían derrochar un dinero que se podría invertir en otras cosas.

Tras lamentar las conductas incívicas que han provocado, según sus palabras, que “después de haber limpiado y adecuado todos los espacios de la ciudad, se vuelvan a producir nuevamente nuevos vertidos”, ha recordado que las sanciones por vertido ilegal de escombros oscilan entre los 550 euros y 3.000 euros.