El Ayuntamiento de Granada se suma a la conmemoración del Día Internacional contra la LGBTIFOBIA con unas jornadas formativas que, según ha aseverado la concejala de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, “pretenden denunciar la discriminación de la que son objeto todas las personas con preferencias sexuales diferentes a las convencionales como es el caso de los homosexuales, los transexuales, los bisexuales y las lesbianas en todo el mundo”.

El término LGBTIFOBIA hace referencia al temor y rechazo a las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales y se utiliza para hacer más visibles a todas las identidades que los sufren. Ante eso, desde el Ayuntamiento de Granada se ha organizado esta formación, eminentemente técnica, para conocer los medios al alcance del colectivo en caso de padecer algún tipo de incidente o delito de odio. “Se trata de una actividad enmarcada dentro de las actuaciones que se están llevando a cabo a favor del colectivo LGBTI durante los meses de mayo y junio con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre los derechos de este colectivo”, ha afirmado Gutiérrez.

La formación, ha explicado la edil, ha estado dirigida por dos servicios especializados en atención a personas con diversas problemáticas, entre las que hay que destacar la LGBTIfobia. El primer servicio es la Unidad de Diversidad y Mediación de la Policía Local, integrada por 20 funcionarios especializados en materia de delitos de odio que van a prestar sus servicios en función de las necesidades de la ciudad. Es un servicio especializado de la Policía Local de Granada, que va a formar sobre las actuaciones y actividades que se llevan a cabo desde este servicio y que pueden resultar de gran utilidad en caso necesario para las entidades del colectivo LGBTI+ que han estado presentes durante la formación.

En segundo lugar, el Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA), un servicio de carácter público, de ámbito andaluz, universal y gratuito integrado por recursos, funciones y actividades que está dirigido a informar, asesorar, proteger y apoyar a las víctimas de delitos de odio, así como a reducir y evitar los efectos de la victimización secundaria, acercando la justicia a la ciudadanía.

La concejala de Derechos Sociales ha agradecido el esfuerzo de todos estos profesionales que han realizado una formación “fundamental para avanzar en una ciudad diversa y sustentada en principios de cohesión y armonía”.

Junto a esto, el Ayuntamiento de Granada también ha puesto en marcha una campaña de comunicación que se puede ver en carteles y mupis por toda la ciudad en la que han participado diversas personas del colectivo contra la LGBTIfobia y con la que el ayuntamiento pretende sensibilizar a la población en torno a esto. Además, se han elaborado unos vídeos que se proyectarán en los mupis digitales, las redes sociales y la televisión municipal TG7 que tienen como objetivo “concienciar a la población sobre los derechos del colectivo, proteger y visibilizar al mismo, saber cómo actuar ante posibles delitos de odios que se puedan producir y fomentar la tolerancia”.