La fuente de Bibataubín, situada en un entorno histórico y patrimonial de la ciudad, junto al palacio de Bibataubín, en pleno Centro de la ciudad, vuelve a estar en funcionamiento después de 30 años averiada. Una vez que el Ayuntamiento de Granada, en colaboración con Emasagra, ha procedido a su reparación y restauración. Mediante la instalación de un nuevo sistema hidráulico y de iluminación más sostenibles.  

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha presidido el acto de inauguración de la fuente. En la que ha estado acompañado por los concejales de Urbanismo, Luis González, y de Participación Ciudadana y Mantenimiento, Eva Martín. Además del director gerente de Emasagra, Alejandro Muñoz, que la intervención responde a “la sensibilidad” del equipo de gobierno. “Mejorar cada rincón, calle y plaza de nuestra ciudad” tanto con “grandes proyectos de ciudad, como a pequeñas intervenciones que estaban en el olvido”, ha dicho en referencia a los 30 años que la fuente llevaba fuera de servicio.

Las obras de reparación y restauración, que según ha explicado el concejal de Urbanismo, Luis González, han seguido las prescripciones de un equipo de arqueología. Dado que se encuentra emplazada en un entorno considerado Bien de Interés Cultural (BIC), han permitido dotar a la fuente de un nuevo desagüe y circuito hidráulico. Además de un foso para alojamiento de la bomba de impulsión del circuito de recirculación del agua. Con lo que se garantiza un correcto uso del recurso hídrico más respetuoso con el medio ambiente.

Por su parte, Luis González ha puesto de manifiesto el enorme “simbolismo”. La entrada en funcionamiento de la fuente tiene para la ciudad de Granada. En la medida, en que, “hablar de Granada es hablar de la belleza del paisaje y de la belleza del agua. La unión de todo eso es lo que ha hecho Granada un lugar mágico y único en el mundo”.