El Ayuntamiento de Granada y Endesa han desarrollado un plan de refuerzo de las infraestructuras eléctricas en Casería de Montijo. Tiene como fin continuar trabajando para hacer frente a los cortes de suministro derivados de la saturación de las redes que provocan los enganches ilegales.

Tras llevar a cabo un análisis del estado de las infraestructuras eléctricas en Casería de Montijo, los técnicos de la compañía han detectado que, de los tres centros de transformación que abastecen a la zona, uno registra el 77% de las incidencias. Además de un descenso del volumen de contratación de suministro al 60%. Endesa invertirá cerca de 50.000 euros y que ya ha dado inicio con el cambio de cuadros de baja tensión en el centro de transformación ubicado en Pasaje Teba.

Los técnicos de Endesa seguirán trabajando en Casería de Montijo. Llevado a cabo más cambios de cuadros de baja tensión en los otros dos centros de transformación. Tiene como objetivo reforzar la calidad de suministro en todo el barrio de Casería de Montijo y beneficiando a más de 600 clientes. A esta actuación se unirá en el mes de marzo el cambio de cajas de baja tensión en la calle Ronda Alfareros. Una medida que permite dotar de la última tecnología a estas instalaciones digitalizándolas y reforzando la calidad de suministro.

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha querido destacar la labor de este equipo de gobierno. “Estamos trabajando con Endesa y demandándole continuamente mejoras en los equipamientos y en la prestación del servicio”. Frente a otros que prefieren criminalizar a la compañía obviando que la verdadera causa de los cortes de luz está en los enganches ilegales para usos ilícitos del suministro relacionados con la marihuana.