mayores-centro-granada

El Ayuntamiento de Granada, Arquisocial y la Gremial del Taxi vuelven a unirse un año más para celebrar el ‘Paseo de la Ilusión’, una actividad que permitirá que alrededor de 60 personas mayores de la ciudad, usuarias de los Centros Municipales de Servicios Sociales, puedan disfrutar del alumbrado especial que luce la ciudad por Navidad.

Según ha destacado el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, se trata de “una maravillosa oportunidad de acercar a nuestros mayores la magia de las luces de Navidad de la ciudad” y de “evidenciar el compromiso que este Ayuntamiento y toda la sociedad tiene con ellos, especialmente después de unos años muy complicados en los que, debido a las circunstancias derivadas de la pandemia, han sido la población más vulnerable y no han podido disfrutar como se merece de lo especialmente bonita que luce Granada por Navidad”.

Así, un total de 27 coches cedidos por la Gremial del Taxi recogerán esta tarde a las personas mayores que previamente lo han solicitado en los Centros Municipales de Servicios Sociales de los diferentes distritos para trasladarlos hasta la calle San Matías, desde donde caminarán hacia la Plaza del Carmen. Allí serán recibidos por el alcalde, quien les acompañará durante el espectáculo de luz y sonido que comienza a las 19.00 horas con el que arranca el alumbrado especial de la ciudad cada día.

Por y para los mayores

La concejala de Derechos Sociales, Planes de Integración y Transformación Social y Mayores, Nuria Gutiérrez, ha explicado que se trata de “una iniciativa que las personas mayores acogen con verdadera ilusión, preparando incluso esta salida especial con muchas ganas desde hace semanas” ya que, como ha apuntado la edil, “son muchos los mayores que, debido a problemas de salud o de movilidad, no tienen otra forma de poder salir a la calle a contemplar el alumbrado especial”.

La concejala ha agradecido a la empresa Arquisocial y a la Gremial del Taxi y a los taxistas su colaboración para poder poner en marcha esta iniciativa: “Esta es una manera más de hacer a las personas mayores partícipes de nuestra ciudad y de nuestras tradiciones, así como una excelente forma de compartir con ellas unas fechas tan especiales como la Navidad, donde todos volvemos a ser un poco más niños”.