La delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Virginia Fernández, ha confirmado que el Centro Albayzín, escuela de FPE del Servicio Andaluz de Empleo, ha aprobado su primer plan de trabajo como Centro de Referencia Nacional (CRN) de artesanía en el ámbito de la formación profesional con un presupuesto de 18.000 euros. Esta inversión inicial que se ejecutará hasta final de año, forma parte de los diferentes planes anuales previstos en el periodo 2019-2022.

“El plan de actuación permitirá, entre otras cuestiones, complementar la oferta formativa que ya proporciona el Centro Albayzín con el desarrollo de nuevas acciones diseñadas específicamente para dar respuesta a los cambios que se producen en la demanda de cualificación de los sectores productivos a los que se dirige”,  ha remarcado la delegada de Empleo y Transferencia Económica.

Al mismo tiempo, “la planificación incidirá en potenciar el carácter experimental de sus propuestas, con contenidos innovadores para mejorar la calidad del empleo y la competitividad de los sectores productivos que tienen asignados, de modo que el Centro Albayzín y los de joyería y madera de Córdoba y el del mármol de Almería, serán centros referentes en el conjunto del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional”.

En las acciones que se prevén este año en el Centro Albayzín se encuentra una exposición de carácter permanente donde se pueda dar a conocer a la sociedad y a los profesionales de los sectores de la artesanía el alcance del CRN y las posibilidades que ofrece en el ámbito de la formación profesional, además de la puesta en marcha de diferentes servicios como una web, el aula virtual, la biblioteca virtual o el servicio de información y orientación profesional especializado en artesanía.

Además, se van a financiar estrategias de comunicación y posicionamiento en redes para poder llegar al mayor número de personas y organizaciones de todo el territorio nacional.

En los planes anuales se recogen partidas para la detección de nuevas necesidades formativas en el sector de la artesanía; la elaboración de nuevas especialidades formativas, así como la colaboración con el observatorio de ocupaciones del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), con la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo y las estructuras paritarias (FUNDAE) y con el  Instituto Nacional para las Cualificaciones Profesionales.

Investigación universitaria

También se ha previsto una publicación con la participación de investigadores de diferentes universidades y especialistas de otras comunidades autónomas y de ámbito nacional, tanto en cuestiones relacionadas con la artesanía como de otras disciplinas, como la economía y el diseño, para dar a conocer diferentes estrategias que puedan contribuir a impulsar la artesanía, así como las tendencias que actualmente están siendo más vanguardistas en el sector.

Dicha publicación es el resultado final de las II Jornadas del proyecto ADA (Artesanía+Diseño+Arte), que organizó conjuntamente el Centro Albayzín con la Facultad de Bellas Artes de la UGR, que por las circunstancias derivadas de la Covid-19 se realizaron de forma virtual durante los meses de junio y julio, y que alcanzó la cifra de 3.524 participantes.

Otras de las acciones previstas en este plan son la creación de una píldora formativa online sobre introducción a la impresión en 3D para su aplicación en la artesanía con el objetivo de ir incorporando a la producción artesana herramientas tecnológicas, o también, la realización de una encuesta online dirigida a informantes clave sobre detección de necesidades formativas en el sector artesano.

El plan anual culminaría con la puesta en valor de todo el trabajo conjunto desarrollado entre el Centro Albayzín y la UGR, que podría plasmarse con la firma de un convenio que va a permitir la creación de la cátedra de Innovación en Artesanía, Diseño y Arte Contemporáneo, dado que el CRN tiene entre sus funciones la observación, la investigación y la innovación, tareas que son inherentes a la propia Universidad, a través de una potente línea investigadora y de transferencia del conocimiento a la sociedad. Es por ello que las sinergias que se pudieran producir entre ambas entidades a través de la cátedra beneficiarían enormemente a los sectores productivos de referencia y a los profesionales de ambas entidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *