El Consejo Interterritorial ha confirmado este miércoles que las comunidades autónomas se someterán al cierre perimetral. Las fechas próximas de Semana Santa y el puente de San José han sido los detonantes de esta decisión. Las únicas comunidades que cuentan con la excepción serán Canarias y Baleares.

Este acuerdo ha contado con la negativa de la Comunidad de Madrid. Ayuso y su equipo han votado en negativo ante esta propuesta. De todas formas, esta nueva medida se tiene que cumplir de forma obligatoria, sin abstenciones.

Las nuevas medidas afirman el cierre perimetral de las comunidades entre el 26 de marzo al 9 de abril y del 17 al 21 de marzo en aquellos territorios que sea festivo el 19. Además, se añade un nuevo horario de toque de queda, desde las 23h hasta las 6h. No obstante, las comunidades lo pueden ampliar. El número máximo de personas por reunión sigue siendo de cuatro en interiores y seis en espacios abiertos. Al igual que la prohibición de aglomeraciones o concentraciones de personas.