Desde que se decretó el estado de alarma, la gran mayoría de granadinos se vieron obligados a cerrar sus negocios para confinarse en sus hogares. Esta inactividad laboral ha provocado un descenso importante en el consumo eléctrico, según ha informado la Consejería de Hacienda, Industria y Energía a través del Centro de Evaluación y Seguimiento Energético (CESEA).

La provincia de Granada lidera junto a la de Jaén dicha reducción del consumo de electricidad con un 12%. En Andalucía, la media es del 10% según ficho informe. En Almería y Huelva la disminución fue del 11% y en el resto de provincias andaluzas, en torno al 9%.

Si analizamos el gasto energético por fechas, comprobaremos que durante la primera quincena de cuarentena se bajó un 4%, como si fuese un sábado cualquiera. Sin embargo, la semana del 30 de marzo al 5 de abril la caída fue del 11%, mientras que en Semana Santa se alcanzaron picos del 19% en Granada, teniendo en cuenta que la población estaba encerrada en casa.

Fijándonos en los tramos horarios, a la hora de comer y de cenar, entre las 13:00 y las 15:00, y de 21:00 a 22:00, es cuando más consumimos electricidad. Ya sea para cocinar, ver la televisión o utilizar otros aparatos electrónicos. El CESEA publica cada día en su página web el consumo medio de los andaluces.