Juego-Limpio

Colofón verde a la temporada de fútbol 21-22. El curso de la vuelta a la normalidad que empezó con vestuarios mermados por contagios covid, termina felicitándose porque el fútbol ha vuelto a demostrar que es tanto un espacio seguro para la salud, como para la formación en valores de niños y niñas. Esta tarde, la delegación en Granada de la Real Federación Andaluza de Fútbol ha vuelto a poner en alza la importancia del juego limpio y de aquellos clubes que lo practican diariamente. Una fiesta verde, del color de las tarjetas que señalan las buenas acciones, en la que el Cultural Asako de Motril se ha vuelto a proclamar Campeón del Juego Limpio de Granada por segundo año consecutivo en las cuatro ediciones que se han celebrado.

Desarrollo de la velada

El Teatro José Tamayo de La Chana ha acogido una velada ágil, dirigida por los narradores del Recreativo y Granada CF Femenino, Ricardo Contreras y Ana Ramírez como maestros de una ceremonia, a la que asistieron cerca de cuatrocientos invitados, representando a clubes de todos los rincones de la provincia. El acto arrancó con el discurso del presidente-delegado José Manuel Molina Maza y el reconocimiento de otros actores tan importantes como el Cuerpo de la Guardia Civil, el cuerpo técnico de las selecciones provinciales de fútbol sala, y de la Liga Inclusiva y Fundación GCF 1931, quienes recibieron una mención especial al trabajo realizado este año.

Uno tras otro, jugadores, entrenadores, delegados y directivos de clubes subieron al escenario de La Chana para recoger un trofeo que simbolizará para siempre aquella acción que realizaron sobre un campo de fútbol y que determinó el destino del partido más allá del marcador.

Autoridades

Personalidades como el concejal de Deportes, José Antonio Huertas, el presidente-delegado en Granada del Comité Técnico de Árbitros Andaluces de Fútbol, Antonio Artacho, o el presidente del Colegio de Entrenadores, Juan José Rodríguez, fueron algunos de los encargados de realizar entrega de estos honores a los futbolistas.

El colofón a la velada se lo puso el Cultural. Esta temporada, el campeón del Juego Limpio no sólo ha sido elegido por el Jurado de la Gala por el número de tarjetas verdes aparecidas en la Clasificación del Juego Limpio sino que además puntuaba computar un reducido número de tarjetas amarillas, no sumar sanciones graves por incidentes o bien, que por medio de acciones paralelas, haya sido capaz de transmitir los valores del deporte y del ‘fair-play’ tanto a sus jugadores como a sus aficionados.

Un premio que terminó con un brindis de todos los equipos gracias al apoyo que también ha prestado la firma granadina Covirán, en su apuesta por los valores y el juego limpio.