Indalecio Sánchez Montesinos, delegado de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ha valorado la situación del coronavirus. Recuerda que especialmente en Granada, la situación sigue siendo muy preocupante. Como motivos principales los números de contagios y la alta ocupación de los hospitales y unidad de cuidados intensivos.

Pero no ha querido mostrarse negativo del todo. “Seguimos trabajando y lo hacemos muy duramente. Sin escatimar esfuerzos“, ha dicho. Además de mandar un mensaje de unión y fuerza entre ciudadanos y profesionales. “No tenemos la opción de rendirnos, esta opción, no existe para nadie. Ni para los profesionales ni para los ciudadanos que tienen que seguir respetando las medidas que ya conocen“.

El centro de la cuestión se resume en respetar las medidas proporcionadas por la OMS. Uso de mascarilla obligatoria, respeto de la distancia de seguridad y un máximo agrupamiento entre personas. “No hay que tener a nadie que se lo recuerde ni que le vigile, tiene que ser ante todo una opción personal“, recuerda el delegado.

Indalecio ha mostrado su apoyo incondicional a los trabajadores sanitarios. “Desde el sistema sanitario se está trabajando para dar respuesta y atención a los pacientes tanto COVID-19 como otra enfermedad”. Siempre teniendo en cuenta la dureza de la enfermedad que está entre nosotros. “El virus es muy malo y el desarrollo de su enfermedad y sus posibles secuelas son muy duras“.

Por último, el delegado de Salud ha lanzado un mensaje de unión entre todos para poder enfrentarnos ante esta situación de forma conjunta. “Tenemos un seguimiento constante para trabajar de manera proactiva dentro de las posibilidades que tenemos e ir tomando las medidas oportunas. Para ello necesitamos de todos, formar un equipo, la mejor manera de vencer esta pandemia, no lo olvidemos”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *