El delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Antonio Granados, ha lamentado la “pérdida irreparable” que supone el fallecimiento del bailaor Manuel Santiago Maya ‘Manolete’ para el mundo del flamenco en la ciudad. “Embajador de Granada y emblema del flamenco, Manolete lo ha sido todo Granada y Granada lo fue todo para él”, ha destacado el delegado.

Así ha recordado que el bailaor granadino, Premio Nacional de Danza y Medalla de Oro de la Ciudad de Granada, fue “artista internacional y maestro de futuras promesas” como director de la Escuela Internacional de Flamenco, ubicada en su barrio natal del Sacromonte. “Manolete nos deja un legado único, brillante, mágico. Era un bailaor inigualable, que enamoraba y hechizaba en cada uno de sus espectáculos. Granada hoy llora su pérdida con dolor y tristeza”, ha aseverado Antonio Granados.

El delegado del Gobierno ha querido trasladar públicamente su pésame a la familia del bailaor, “que deja una magnífica heredera en la figura de su hija Judea”, a quien ha reiterado que con la muerte de Manolete “perdemos todos, pierde el arte, el flamenco, el mundo de la cultura. Pierde la ciudad de Granada a uno de sus hijos predilectos”.