El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada presenta al Pleno de este viernes una moción. En ella, pide al Gobierno de España que cumpla el contenido de la declaración institucional “en defensa del tren convencional y del Corredor del Mediterráneo”. Ya que fue aprobada por el unanimidad por toda la corporación municipal en el pleno del pasado mes de noviembre.

Este documento se firmó por Ciudadanos y PP. Establece que “el tren convencional y el Corredor Mediterráneo son una prioridad para la ciudad de Granada”. Insta al Gobierno de España “y más concretamente, al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, a la ejecución urgente de los acuerdos sobre la misma que ya le fueron trasladados por parte de este Ayuntamiento tras su aprobación”.

“El Corredor Mediterráneo es prioridad para Granada”

El alcalde, Luis Salvador, quiere dejar claro que el Corredor Mediterráneo es una prioridad máxima para Granada. Así lo entiende este equipo de gobierno y así lo ha defendido desde el primer minuto.

En este sentido, Salvador ha criticado “que el PSOE esté buscando esta confrontación entre corredores”. Además, ha incidido en que es “absolutamente falso” que haya firmado el manifiesto de apoyo específico al Corredor Central.

Por su parte, Miguel Olivares, sospecha de que “el Gobierno central no quiere invertir en Andalucía y de que la mejor manera de no realizar proyectos es confrontando y dividiendo. Parece que ésa es la estrategia que está haciendo el PSOE”.

César Díaz ha remarcado su respaldo al impulso de ambos corredores y ha mostrado su rechazo a esta estrategia de confrontación que solo “perjudica al desarrollo de Granada y su provincia”. Asimismo, ha confiado en que esta moción sirva para que la oposición se retrate: “Tenemos que combatir el aislamiento de todas las maneras”.