La 21 edición del Festival ‘Lorca y Granada en los Jardines del Generalife’, celebrado del 19 de julio al 27 de agosto, ha recuperado las cifras de asistencia anteriores a la pandemia con más de 27.000 espectadores en sus treinta funciones para disfrutar del espectáculo ‘Jondo. Del primer llanto, del primer beso’, producido por Eduardo Guerrero y SEDA. El programa cultural, organizado por la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y el Patronato de la Alhambra y el Generalife, se ha convertido, un verano más, en uno de los grandes atractivos culturales y turísticos de Granada y Andalucía.

Incremento de público

Así, el Festival, ha explicado Bernal, ha obtenido “un incremento en el número de espectadores superior al 100% en relación con la edición de 2020, año más duro de la pandemia, y del 39% sobre la de 2021, cuando ambas ediciones tuvieron el 50% del aforo disponible”. ‘Jondo’, el montaje de flamenco y danza contemporánea protagonista de esta edición de ‘Lorca y Granada’, ha vendido 11.000 entradas de grupo y ha recibido reservas desde cinco de las ocho provincias andaluzas -concretamente de Almería, Jaén, Málaga, Cádiz y Granada-.

Con respecto a la venta anticipada, que en esta ocasión se ha extendido durante todo el Festival, se han expedido 6.000 entradas. Además, se ha superado el millar de asistentes en 15 funciones y más de 120 profesionales se han acreditado en el certamen.

Foto: Junta de Andalucía

Cultura accesible e inclusiva

Por segundo año consecutivo, el Festival ‘Lorca y Granada en los Jardines del Generalife’ ha desarrollado un programa piloto de encuentros socio-pedagógicos y culturales por una cultura accesible e inclusivadestinada a grupos de personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social. En total, han sido 160 personas pertenecientes a nueve asociaciones las que cada jueves o sábado han pasado por el teatro alhambreño para acercarse, en muchos casos por primera vez, a un espectáculo como ‘Jondo. Del primer llanto, del primer beso’ o al propio espacio escénico del monumento nazarí.

Enrique Gámez, coordinador del Festival y de esta iniciativa social, se muestra “muy satisfecho de la aceptación que tiene entre las organizaciones sociales y de la respuesta de la propia compañía de ‘Jondo’ que se ha volcado con los asistentes”. En esta edición han pasado por el Teatro del Generalife ASOGRA (Asociación de Sordos de Granada y provincia), Asociación Calor y Café, SuperarT, Asociación Ad Hoc Baza, Asociación ALFA (Almanjáyar en Familia), Asociación Compañía Vinculados, Asociación Arte Diverso y Visible, Asociación de Universitarios con Necesidades educativas especiales y Fundación Escuela de Solidaridad.

Centenario Cante Jondo

El espectáculo, producido por SEDA y Eduardo Guerrero, que homenajea el centenario del Concurso del Cante Jondo, se define como una historia de amor que ha contado con grandes artistas invitadas como Carmen Linares y Pasión Vega, la dirección de Sharon Fridman y la dramaturgia de Triana Lorite. Ésta última seleccionó los cinco personajes de la obra dramatúrgica de Federico García Lorca, amantes sin ser amados: Rosita, Don Perlimplín, Mariana, Adela y El Director, que han cantado y bailado cada noche por el escenario del Teatro del Generalife. Todos con un punto frágil en común: el desamor en el Jondo como antídoto de una inexistencia, como una extraña religión humanista que venera a la humanidad y al arte porque expresa lo más profundo, el grito desgarrador que pone en valor las relaciones humanas.